martes, 7 de abril de 2015

El anciano que no quiso confesar su edad





Hoy no es sólo una foto más, hoy soy cuatro. En ocasiones uno tiene la suerte de encontrarse con gente interesante no sólamente desde un punto de vista exclusivamente fotográfico, sino también humano.

Este domingo pasado me encontré con una de estas personas, un anciano con una vitalidad que ya quisiera tener yo cuando alcance su edad, si es que llego, con una mente despejada y con unas ganas enormes de charlar (en un momento me puso al día de sus cuitas familiares).

Las dos primeras fotos las hice sin mediar palabra, son aquí te pillo aquí te mato; las dos siguientes, sin embargo, ya las hice siendo él plenamente consciente de que le estaba fotografiando y mientras charlábamos yendo él camino de su casa para comer.

En general creo que la gente mayor es más generosa, más dada a conversar y con menos reticencias a que les hagas fotos, quizá porque siempre agradecen la oportunidad de charlar con alguien que, además de prestarles atención, les encuentra tan interesantes como para hacerles fotos aún siendo unos desconocidos.

Por cierto, no conseguí que confesara su edad, sólo le arranqué una sonrisa socarrona como respuesta a mis reiteradas preguntas sobre qué edad tenía.

Las fotos están hechas con una cámara Fujifilm X-E1 con el objetivo Fujinon XF35mm f1.4 R

domingo, 5 de abril de 2015

Barcos de papel


Sigo revisando las fotos que hice en Madrid el fin de semana pasado. Esta corresponde al escaparate de una librería de cuyo nombre no puedo acordarme :-)

Espero que disfrutéis de estos días de descanso.

viernes, 3 de abril de 2015

Pintor en una escalera


Aprovechando que el pasado fin de semana fuí a Madrid para ver la exposición de Garry Winogrand en la sala de exposiciones de la Fundación Mapfre, hice un poco de turismo y, como no podía ser de otro modo, la cámara de fotos no descansó.

Por cierto, la exposición fantástica; el trabajo de Winogrand excelente. Me gusta el modo que tenía de observar, de estudiar a la gente. Totalmente recomendable a cuantos aman el arte de la fotografía y más si practican la fotografía callejera.

Amigos que me siguen