lunes, 8 de octubre de 2012

Día 345/365


Como estos días pasados, sigo moviéndome alrededor del paseo que he descubierto como escaparate de la vida diaria de muchas personas, desde mayores hasta pequeños.

Andar, observar  y ser observado, escrutado por muchas miradas de gente con la que te cruzas, que están sentados en los bancos, a los lados del paseo, de charla pero al mismo tiempo pendientes de cuantos deambulan de aquí para allá.

Observo a mucha gente andar, no pasear, de extremo a extremo del paseo, más de kilómetro y medio, por aquello de que quien mueve las piernas mueve el corazón. Muchos corazones latiendo a distintos ritmos alrededor de un mismo lugar de encuentro, aprovechando las últimas luces de estas tardes calurosas que se resisten a abandonarnos. El veranillo de San Miguel parece que lleva camino de convertirse en algo más que un veranillo... ¿Así cómo voy a estrenar la gorra que me he comprado para este invierno?

Título de la fotografía: Amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Amigos que me siguen