miércoles, 3 de octubre de 2012

Día 340/365


Uno de los motivos por los que me gustaría vivir cerca de un bosque es por la posibilidad de disfrutar de largos, o cortos, paseos por su interior, recorrer sus sendas, contemplar como cambian sus colores con la llegada del otoño, respirar su olor.

Pero aquí me tengo que conformar con palmeras, enormes plátanus que llenan el parque de hojas secas y, ya fuera de la población, de naranjos y más naranjos, así que me pierdo poder contemplar ese colorido que contemplo en fotografías tomadas por otros bloggers y, por supuesto, me quedo también sin la oportunidad de hacer fotografías a esa naturaleza que siempre, por estas fechas, cambia el color de su vestido para después desvestirse y así, desnuda, adormecerse hasta la llegada de la primavera.

Así que hoy, en cuanto he visto a este árbol con las hojas multicolores iluminado por el sol del atardecer, no me he podido resistir. Esto es lo que tengo y con ello me he de conformar.

Título de la fotografía: Colores de otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Amigos que me siguen