jueves, 27 de septiembre de 2012

Día 335/365


Se ha hecho mucho de rogar, durante mucho tiempo la hemos estado deseando y esperando y hoy, esta tarde, por fin ha llegado. Me refiero a la lluvia, por supuesto. Nada de esas lluvias torrenciales que se pronosticaban, ningún motivo de alerta, sólo una fina lluvia que ha conseguido que por aquí empecemos a creernos que ha llegado el otoño.

El paseo se ha llenado de hojas que la lluvia ha arrancado, sin demasiado esfuerzo, de los árboles. Los bancos vacíos, la zona de juegos infantil sin el jolgorio que los niños organizan cuando se divierten, una bicicleta atada a un arbolito bajo la lluvia, son estampas que hacía ya mucho que no veía y que, ahora me doy cuenta, echaba de menos.

Título de la fotografía: ¡Bienvenido, Mr. Otoño!

2 comentarios:

  1. Es que ya se sabe...las bicicletas son para el verano.
    Buena fotografía.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ya era hora, parecía que no iba a llegar nunca, espero que llueva y que llueva y que no pare de llover, que el verano ha sido terrible y no soy agricultor ni tengo tierras, jeje.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen