viernes, 14 de septiembre de 2012

Día 321/365


El trabajo sigue absorbiéndome todas mis energías durante la mañana. No creía que se pudiera acumular tanto trabajo atrasado durante las vacaciones, así que me voy a tener que plantear renunciar a ellas ... ¡anda ya! ¡A buenas horas voy a renunciar a mis vacaciones!

Esta tarde pensaba en la tranquilidad que da saber que se tiene un lugar al que volver, un lugar tranquilo, a resguardo de tormentas, donde amarrarse y reposar, en el que te están esperando. Me sé afortunado.

Título de la fotografía: Noray.

3 comentarios:

  1. Afortunado de afortunados! sí señor...

    Genial fotografía.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. Trabajar hoy día es la mayor de las fortunas.
    Ya lo creo que eres afortunado:))
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Afortunado por tener trabajo pero aún más por tener a alguien esperándote. La soledad si no es buscada es mala compañera.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen