lunes, 10 de septiembre de 2012

Día 318/365


Ya ha pasado el fin de semana, por mucho que me pese. Toca reintegrarse de nuevo a la rutina del despertador o, mejor dicho, a la dictadura del despertador.

La mañana ha pasado rápidamente. Ha contribuido sobremanera que el trabajo no me ha dado respiro. De vuelta a casa la comida de hoy nada tiene que ver con la de ayer; bueno, realmente sí tiene que ver, tanto que la ensalada y la pechuga a la plancha son un primer paso para intentar compensar los excesos cometidos este fin de semana pasado.

La tarde la he dedicado a poner al día el blog, a publicar las entradas que se habían quedado en el tintero por estar fuera de casa y a preparar la de hoy.

Título de la fotografía: Reflejos en el mar.


5 comentarios:

  1. Y todo lo sucedido es bendición.

    HERMOSA FOTOGRAFÍA, plena...reflejos humanos, huellas del hombre sobre esta tierra...

    Abrazos desde Chile.

    ResponderEliminar
  2. Me gustan esos reflejos que hablan de amistad, de comentarios al rededor de unas cervezas y de libertad para mirar al mundo frente a frente.
    Un abrazo y cuidense.

    ResponderEliminar
  3. Buen encuadre y bien visto esos reflejos, una toma muy llamativa. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Precioso, y muy original, ese reflejo invertido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante, sugerente y bella, felicidades. :-)

    Es muy de mi agrado, hay imágenes que sin mostrar mucho despliegan las alas de mi imaginación, ésta es una de ellas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen