miércoles, 29 de agosto de 2012

Día 306/365


Apenas han pasado dos horas desde que he llegado a casa de vuelta de Riola. He pasado la tarde con Remei i con Pep, su esposo. Nos hemos encontrado enseguida porque he aparcado justo en la plaza donde tienen su casa. Hemos tomado una tónica en Ca Vicent, que no tiene costumbre de sacar mesas a la calle excepto una que tiene justo al lado de la puerta de entrada, y hemos estado charlando de fotografía, de blogs, de relaciones humanas, de nosotros mismos.

Algo me ha quedado claro, clarísimo. Si como fotógrafa Remei es muy buena, creativa, sensible, con una gran visión para la fotografía, como persona es todavía mejor. Algunos detalles que me ha permitido conocer sobre ella apuntan claramente en esa dirección.

Después de la tónica me han llevado en una visita guiada a ver algunos ríncones de Riola; desde el lugar donde se guardan las carrozas de Cenicienta hasta una maravillosa puesta de sol junto al río, pasando por los campos de arroz, extensiones sin fin de verde y amarillo que limitan, por los cuatro puntos cardinales, con el azul del cielo. Otra cosa me ha quedado clara después de esta visita; puede que Riola como pueblo no sea grande, importante, pero tiene mucho que ver y descubrir, y a ello contribuye Remei con su particular visión.

Como el tiempo del que disponíamos era poco y muchas las cosas que ver y descubrir, como el sol se empeña en irse al otro hemisferio cada día más temprano, hemos quedado para próximas visitas en las que exploraremos otras de las muchas posibilidades que ofrece Riola y su entorno.

Y como hoy definitivamente pongo punto final a las vacaciones, como mañana ya volverá a sonar el despertador para que me levante y vuelva al trabajo, llega la hora de poner el punto final a la entrada de hoy. Buenas noches a tod@s y a Remei y Pep, además, muchas gracias por todo. Ha sido un verdadera placer pasar esta tarde con ellos y tener la oportunidad de conocerlos.

Título de la fotografía: El sueño de Cenicienta.

12 comentarios:

  1. Me gusta la composición, la edición, textura y colores.
    Me alegra de de haya sido una buena tarde. Espero que el regreso al trabajo no se te haga muy cuesta arriba.

    Un fuerte abrazo Andrés.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por ese encuentro! Compartir los momentos junto a bellas personas como lo son ellos es lo más importante,sin duda.
    Y felicitaciones por esta bella fotografía...qué colores tan intensos y qué texturas divinas!

    Buen comienzo de labores!

    Abrazo desde Chile.
    Te sigo desde hoy.

    ResponderEliminar
  3. Ya veo que habéis disfrutado el encuentro.
    Sana envidia me das.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que lo paraís tan bien, la verdad que siento envidia ¿sana?, buena la textura en la foto de esta entrada y espero que esa calabaza se convierta en una hermosa carroza o.....en un ferrari jejeje. Abrazos desde Sevilla.

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de vuestro encuentro...según cuentas ha sido estupendo. Tengo el placer de habrar con Remei por telefono y es una buena amiga!!
    Muy buena esa calabaza. Que tu vuelta "al tajo" te sea leve:))
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Repetiem sense cap dubte amic!
    Bona tarda, molt bona...

    I ara a la feina! Amb alegria!!!

    La carroza de Cenicienta se transformó...sonaron las 12 campanadas y Andrés volvió al trabajo...en fin...

    El treball dignifica!, jajajaja...

    Abraçades!

    Gràcies per la tarda d'ahir amic, de veritat! Trobar persones com tu, és tot un plaer.

    ResponderEliminar
  7. FANTÁSTICA...Será una carroza maravillosa .-)

    Un abrazote

    Noemí

    ResponderEliminar
  8. Te conozco de hace poquísimo, yo creo que unas horas... Pero hablas de Remei en los términos en que creo que yo mismo lo haría.

    ¿Cómo es Riola? Tiene nombre de lugar literario...

    ResponderEliminar
  9. Que suerte la tuya. La distancia a veces se vuelve una losa casi insalvable (de momento) para poder conocer a personas que nos caen bien.
    Estaremos atentos a esos nuevos encuentros.
    Las calabazas, una alegoría a que todo puede convertirse en realidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Me alegra que os hayáis encontrado, me hubiera gustado presenciarlo.

    Gracias por compartirlo.

    Abrazos a los dos.

    ResponderEliminar
  11. Hola, acabo de leer que te has encontrado, con Remei, la que ha revolucionado toda la globosfera, con sus magníficas fotos.
    Yo también espero el momento de nuestro próximo encuentro, allà por su Riola. Me hace tanta ilusión, que cuando veo que resulta ser lo que yo pienso de ella. me dan ganas de coger la carretera, ya mismo.
    Bonita foto de calabazas.
    Un placer pasar por tu blog. Te saludo muy cordialmente.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen