martes, 31 de julio de 2012

Día 277/365


El tiempo. Aliado y enemigo a la vez. Conforme pasan los años adquirimos experiencia y conocimientos, el tiempo es nuestro aliado, acumulamos vivencias, recuerdos, conocemos gentes y lugares, amamos, deseamos y rechazamos, el tiempo está de nuestra parte y nos hace crecer como personas.

Pero llega un momento en que ese aliado se vuelve contra nosotros, nos hace envejecer, perder fuerzas, energía, nos hace depender ya no sólo de nosotros mismos sino de otros; en ocasiones, en el peor de los casos, llega a hacernos perder nuestra propia identidad, nuestros recuerdos, ese precioso tesoro que hemos ido acumulando a lo largo de los años y que esperamos poder compartir y disfrutar.

El cuerpo acusa los ataques de los muchos años vividos, muestra los efectos del paso del tiempo, y como consecuencia de todo ello reduce su actividad, pero no su disposición para la reflexión y la charla, para comentar, rememorar y enseñar sobre la sólida base de unos conocimientos adquiridos lentamente a lo largo de la vida.

Título de la fotografía: Vejez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Amigos que me siguen