domingo, 29 de julio de 2012

Día 275/365


Este domingo tiene una particularidad: no me importa que termine la semana, que mañana sea lunes. La razón, me gusta recordarlo, es que no me tengo obligación alguna de levantarme temprano porque no tengo que ir al trabajo, porque estoy de vacaciones, y así unos cuantos días más.

La mañana la he ocupado leyendo; parte de la tarde viendo películas en el canal Disney y parte haciendo lo que ya empieza a ser costumbre, bajar a la playa a ver a los kitesurfers volar sobre las olas y dar saltos increíbles colgados de esas velas-cometas que los arrastran.

Resulta un tanto curioso observarlos. Son como una tribu; tienen un lenguaje particular, un modo de vestir más o menos similar, una forma de comportarse y relacionarse distinta según si la persona con la que están forma parte del grupo o no, y todos comparten juventud y lucen cuerpos danone.

He observado que el grupo está principalmente formado por hombres, que son pocas las mujeres que se visten con el arnés y se enganchan a la cometa, de hecho hoy sólo he podido contar un par de chicas practicando. Sin ninguna intención de parecer machista, me atrevo a decir que ellas más bien les acompañan y esperan (algunas veces desesperan) a que se cansen y decidan a salir del agua mientras charlan entre ellas.

Título de la fotografía: Poblado kitesurf Oliva.

1 comentario:

  1. Mañana cuando te levantes notaras que estas de vacaciones. Que las disfrutes y hagas muchas fotos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen