sábado, 14 de julio de 2012

Día 260/365


Sábado. Sigue el calor que, añadido a la humedad, crea un ambiente agobiante. Cuando me quejo de este calor mi esposa siempre me contesta que es como el de otros años pero que ya no me acuerdo; imagino que será así, porque mi mujer casi siempre tiene razón.

Esta mañana he estado charlando con mi compañero de aventuras por Noruega, y ahora amigo, Vicente. Ha vendido la BMW con la que hizo el viaje; la cambia por el mismo modelo pero de este año, con algunas pequeñas mejoras. Se la ha quedado uno de los compañeros de salidas de los domingos que, a su vez, ha vendido la naked que tenía. Vicente dice que es lo menos que puede hacer para intentar contribuir a superar esta crisis económica, mover el dinero para crear riqueza :-)

He estado pensando la de sacrificios que tuve que hacer para poder comprarme, en su momento, la Suzuki Bandit con la que entré en el mundo de las motos de gran cilindrada, y los que hice para cambiarla por la Honda Deauville que tengo ahora. La ilusión con la que salí a la calle con ellas, la emoción de los primeros kilómetros, la aventura de hacer viajes durante las vacaciones con mi esposa y, por supuesto, la ilusión y la emoción, también con los nervios, con los que hice, en compañía de Vicente, el increíble viaje desde Oliva hasta Nordkapp, en Noruega.

También he pensado en los años que llevo circulando en vehículos de dos ruedas y los que todavía me quedan, espero, hasta el momento en que mi estado físico me impida seguir montando en moto para tener que recurrir a otros apoyos con los que poder moverme, a "circular" en cuatro ruedas.

Pero para eso todavía me quedan muchos años y muchos kilómetros que recorrer en moto, coche, bicicleta y a pié. De momento mañana, sin falta, saldré a dar una vuelta en moto, almorzar y charlar con otros aficionados a la moto, entre los que no faltará el que hoy ha comprado la BMW de Vicente, seguro.

Título de la fotografía: Movilidad reducida.

3 comentarios:

  1. Jolin con vicente jeje, se lo monta bien ehhh,bueno andres tu eres joven aun y te queda mucho trote con tu honda,por lo tanto todos tranquilos y a esperar que pase un poco esta maldita calor,y creo que esta vez no le puedo dar la razon a tu mujer,,,creo que hace mas calor que otros años...me lo parece,,,jeje....bueno pues un saludo y buen domingo para de aqui a nada...a disfrutar mientras se pueda...un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ay Andrés, ¿no pudiste abrir un poco más?

    La imagen es estupenda y el procesado responsable en parte de ello.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Espero que no tengamos que vernos con la movilidad reducida hasta este extremo.
    Yo tengo a sí a mi madre (93 años)y la verdad es que es duro recordar aquellos otros momentos de su vida en los que no paraba de acá para allá.
    Bueno diviertete mañana en tu paseo motero y cuidate.
    Un abrazo D. Andrés

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen