viernes, 29 de junio de 2012

Día 245/365


Termina la semana con calor, con mucho calor. Pero termina para algunos porque otros, justo este fin de semana, con la feria del motor y de la maquinaria industrial, tendrán más trabajo que de costumbre.

Durante todo el día han estado montando los stands de las distintas marcas bajo un sol de justicia que no ha dado un momento de tregua. La llegada de la tarde tampoco supone un alivio; el calor y la humedad siguen haciendo de las suyas, es decir, jorobando a la gente.

En días como estos últimos, cuando veo a gente trabajando bajo este sol de justicia, soportando este calor, sólo puedo pensar en lo que estarán pasando. Bueno, observando a este chaval también pienso que ya quisiera yo tener un cuerpo como ese. Qué mala es la envidia y qué mala también la edad, los bocadillos, la falta de ejercicio, el sobrepeso, la barriga, estar fondón, quedarse calvo, ...

En fín, alguna vez yo también fui delgado, muy delgado, y marcaba abdominales, aunque cada vez me resulta más difícil de creer y de recordar.

Buen fin de semana.

Título de la fotografía: Trabajando bajo el sol.

4 comentarios:

  1. Todo cambia, pero el recuerdo prevalece y no siempre es una daga punzante que reabre heridas.
    Quizás el tiempo nos de barriga, canas y calvicie, pero siempre nos quedara lo "bailao". Y en algunos caso, no es poco. (Consuelo)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola,el trabajo nos hace mas fuerte,aunque es cierto que la edad y segun que constumbres nos fastidia el fisico,y que en su dia no deberiamos sentir envidia de la sana por el cuerpo de algunos....ahora les toca a ellos que por orden generacional se merecen,ayy que tiempos en los que uno iba a la playa y se sentia a gusto consigo mismo,pero bueno es lo que hay,,igual que el calor que hace estos dias,merecido homenaje a estas personas....un abrazo andres y buen fin de semana tambien para ti.

    ResponderEliminar
  3. Una foto genial. Muy bien ese fondo de camión con los artilugios y sobre todo ese chaval que nos mata de envidia con ese pedazo cuerpo.
    Es verdad que lo hemos tenido en algún momento pero de aquel no queda ni el recuerdo.Eso si que nos quiten lo comido y bebido hasta llenar la barriga para mantenerla como está ahora.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. La foto me parece genial. Es verdad que el chico está requetebueno... pero en alguna ocasión de nuestras vidas hemos tenido un cuerpo danone, aunque no nos acordemos...
    Pese a ello, la edad nos ofrece experiencia, sabiduría y las cosas las tomamos con calma, con mayor reflexión... Nos volvemos más prudentes, menos pasionales en el sentido que calibramos antes de hablar o actuar...

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen