martes, 19 de junio de 2012

Día 235/365


Que no todo es lo que parece es un hecho que, en un momento u otro, muchos de nosotros hemos tenido la oportunidad de comprobar.

Algo que en apariencia nos da la impresión de ser de un modo resulta ser totalmente distinto en cuanto escarbamos un poco, simplemente con rascar con la uña su superficie, con quitar la fina capa superficial con que se cubre. Cuántas decepciones nos habrán provocado este tipo de descubrimientos.

Pero, del mismo modo, en ocasiones la sorpresa es agradable cuando vemos que debajo de un aspecto poco alentador se esconde una realidad que nunca hubiéramos imaginado, que supera nuestras expectativas y da cumplida satisfacción a nuestras esperanzas y anhelos.

Esto sucede no sólo con las personas, también con distintos objetos. Lo que parece ser un simple pedrusco puede ser, en realidad, un diamante en bruto, y lo que creíamos oro no es más que pirita, el llamado "oro de los tontos".

En ocasiones la gente recurre a dar una falsa impresión con la intención de ocultar su verdadera personalidad no con ánimo de sacar un beneficio personal, sino de preservar su intimidad, su verdadero yo. Así sucedía con Clark Kent, también conocido como Superman, y con Peter Parker,  que en realidad es Spiderman :-D

Aunque otros se ocultan bajo una apariencia honorable para no descubrir la maldad que esconden, para aprovecharse de los demás, para que se confíen y darles la puñalada trapera que acabe con ellos.

En fin, que, como ya he comentado, no todo es lo que parece. Y la simple observación de una sombra puede poner de manifiesto la verdadera o la falsa personalidad de algo (si un objeto puede tener personalidad) o de alguien.

Título de la fotografía: Doble personalidad.

3 comentarios:

  1. Una realidad transfigurada en otra.
    Realmente hoy has logrado hacerme ver lo que no era.
    Excelente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ja, ja...muy bien vista esa sombra engañosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La has visto muy bien, a veces las cosas no son lo que parecen, jeje. El conjunto de elementos aporta una imagen muy armónica.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen