miércoles, 30 de mayo de 2012

Día 215/365


Menudo bajón he tenido hoy. Ciertos hechos, algunas actitudes y comentarios me afectan más de lo que esperaría a estas alturas de mi vida. Uno mismo parece que nunca termina de conocerse a fondo, que siempre hay motivo para la sorpresa.

Esta tarde he estado ojeando las noticias en las páginas web de distintos periódicos y, como era de esperar, en todas el protagonismo lo acaparan la prima de riesgo, Bankia, el posible rescate de la banca española y toda una serie de noticias relacionadas con la economía.

En segundo plano ha quedado el suicidio de otro jubilado en Grecia provocado por la terrible situación que están viviendo. Desgarrador me ha parecido el contenido de la nota que ha dejado: Espero que mis nietos no nazcan en Grecia.

En fin, que el panorama es desolador allá donde mires. Sólo espero que escampe y vuelva a lucir el sol, por tímidamente que lo pueda hacer.

Título de la fotografía: Ventana con vistas a la realidad económica.

6 comentarios:

  1. Es cierto que aunque pensemos que estamos blindados a este tipo de sentimientos, a este tipo de noticias, nada más lejos de la realidad. Una noticia de estas puede dejarnos fuera de juego durante unos cuantos días. Sin embargo hay que mirar la razón de esos bajones y si estamos atentos lo cierto es que suele suceder que uno siente como propio el dolor ajeno y eso siempre (a mi modo de ver) es bueno. Dice mucho de quien así siente y padece.
    De ahí la razón para no permanecer por más tiempo en silencio y siempre que se pueda hay que alzar el grito de protesta para que por lo menos quede el eco y nuestra conciencia tranquila.
    Un abrazo mi amigo y arriba.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Andrés, son duros estos días, hay gente que lo está pasando muy mal y en Grecia han subido los suicidios de forma alarmante, muchos de ellos silenciados o calificados como "accidentes". Creo que salvo nuestros abuelos, nadie ha vivido una crisis tan profunda como la actual. Creo que deberían empezar a cambiar las leyes para meter en la cárcel a todos estos ladrones de guante blanco que abundan hoy día, que nos han llevado a la ruina y encima se va a su casita tranquilamente con indemnizaciones multimillonarias. Y no quiero seguir.

    La foto es extraordinaria, todo se viene abajo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La fotografía no podía ser más acertada. La situación es complicada, pero lo peor es ese estado de pesimismo que se esta instalando en la sociedad y que nos hace ir de capa caída.

    Aunque algo ausente sigo con mucho interés el blog. Cada día me parece que es un reto importante el que has decidido imponerte (si ni siquiera yo soy capaz de comentarte cada día, je je) Me gusta mucho este diario-fotográfico. Sólo quiero mostrarte todo mi apoyo y darte mucho ánimo. Espero que cuando llegues al 365 sigas con tus reflexiones y tus fotografías aunque no sea a diario.

    Un fuerte abrazo Andrés.

    p.d. Yo también tengo un compendio de fotografía de M.Freeman en la mesita de noche. Je je!

    ResponderEliminar
  4. Muy real,excelente fotografía y en blanco y negro acentúa mas esa realidad
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Sent molt que les coses afecten als amics...tos som vulnerables i hi ha gent mala i situacions més males encara...
    La foto parla sola...boníssima!
    Andrés mira el meu blog, el que faig del meu poble...que he posat un post molt alegre...
    Quan tingues temps...vull dir...
    http://riolariberabaixa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Mira Chapiniki, te lo confieso...a veces me siento así, como el destrozo que se vislumbra tras la ventana..y no únicamente al oír las noticias económicas; Siria, Palestina, los terremotos, los incendios, la muerte a manos de antiguos amantes, la muerte de niños, los locos asesinos...me horrorizan. A veces abrir el periódico u oir las noticias me espanta.

    besos,

    Gracias por pasar por ArquetiposyQuimeras.
    Yo también te sigo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen