lunes, 21 de mayo de 2012

Día 206/365


Aquí estoy de nuevo, dispuesto para afrontar una nueva semana de trabajo o de lo que sea, me da lo mismo. Si es de trabajo y todos los días van a ser como el de hoy sé que llegaré al próximo fin de semana, aunque no sé en qué condiciones. Pero disposición de ánimo para hacer frente a lo que pueda venir tengo, así que adelante.

Ha hecho una tarde estupenda para volar cometas. El viento ha estado soplando con fuerza todo el día y más esta tarde; seguro que hubiera podido hacer volar cualquier tipo de cometa. Todavía debo de tener un par de cometas en el trastero que hace ya bastantes años, cuando mis hijos eran más pequeños, hacía volar con bastante frecuencia. Me encantaba ver cómo destacaban contra el cielo azul sus colores brillantes y sus largas colas rojas mientras hacía piruetas con ellas.

Pero ese mismo viento capaz de hacernos disfrutar volando cometas nos hace difícil, muy difícil, intentar hacer fotografías de plantas, máxime si estas son sumamente livianas. Pero los que amamos la fotografía nos crecemos con la cámara en la mano, porque ni el viento, ni la lluvia, ni el sol nos hacen desistir de salir a hacer fotos. Más bien al contrario, son un aliciente más para sacar la cámara y hacer fotos que, en otras condiciones, no tendrían ese toque particular que les da cada uno de ellos.

Título de la fotografía: Levis.

3 comentarios:

  1. Está preciosa Andrés, parece que tenga luz propia, enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Vaya un macro que se larga usted esta noche mi querido amigo.
    Es cierto que te creces con la cámara. Cada día un poco más. No se que vas a enseñarnos ese día que haga los trescientos sesenta y ...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Está bonita, me encanta la nitidez del b/n y esa diagonal que forma la planta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen