sábado, 5 de mayo de 2012

Día 190/365



Acabamos de cenar hace un momento. Estábamos mirando el programa Callejeros que hoy se ha ido hasta Las Vegas. Dos posibilidades para hacer turismo nos enseñan; en una de ellas el dinero no es ningún problema, podemos gastar cuanto queramos; la otra posibilidad es justo la contraria y no tenemos ni un euro para gastar, así que hemos agudizar el ingenio para poder subsistir mientras descubrimos la ciudad.

Las Vegas como ciudad debe ser realmente impresionante. Alojarse en una suite de 650 m2 por el módico precio de unos 6.000 euros la noche debe ser una pasada en todos los sentidos; la suite tenía seis cuartos de baños y yo me pregunto para qué tantos cuartos de baño cuando sólo van a dormir dos personas. En uno de los cuartos de aseo, al entrar, se levantaba la tapa del váter automáticamente... ¿también saldría una mano que te limpiaría el culo? Esto no lo han dicho así que imagino que no.

La otra opción, la barata, nos llevaba a un hostal donde dormían ocho personas en una misma habitación por un módico precio. Vamos, que era como un albergue pero en Las Vegas.

De repente mi mujer sale al balcón. Me llama para contemplar la luna llena que aparece colgada del cielo. Es impresionante. Casi parece que la podamos tocar. A simple vista se observan las sombras sobre su superficie. Pienso que voy a cambiar la foto que había pensado publicar hoy por una de esta luna.

Voy a por la cámara, pongo el zoom en 200 mm que, en la EOS 40D, equivalen a un 320 mm., el trípode... me cago en todo lo que se menea, está en el maletero del coche, no lo saqué el último día que lo utilicé y allí se quedó así que toca subir el ISO para intentar sacar la foto a pulso.

Vuelvo al balcón. Apoyo la espalda contra la pared y compongo la imagen de forma que aparezcan algunas nubes de las pocas que ahora mismo se observan, fijo el enfoque, velocidad 1/200, diafragma 6.3, mantengo la respiración y suavemente pulso el disparador. Repito el proceso un par de veces más con distintas exposiciones y llevo la tarjeta al ordenador.

Bueno, la fotografía no impresiona ni la centésima parte que la protagonista al natural pero la decisión está tomada. Hoy la luna será la protagonista en la entrada del blog.

Título de la fotografía: Luna llena.

4 comentarios:

  1. Mi querido amigo, usted es un "animal fotográfico" (con perdón y dicho desde el absoluto respeto).
    La foto de esta noche es como para meterse en la cama y soñar con un viaje espacial hasta esa superficie que brilla y se muestra.
    Muy buena D. Andrés.
    Muy buena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola andres...vaya situacion graciosa la del tripode ,..jaja...es que es para cagarse desde luego.....suele pasar estas cosas...pero reconozco que con esa velocidad y diafragma y dado que no hay tripode ....es realmente bueno el resultado...a mi personalmente me gusta......es una buena toma...osea que felicidades y a comprarse otro tripode por si acaso...como los paraguas..uno en el coche y otro en casa....feliz dia...cuidate.

    ResponderEliminar
  3. Con el zoom y a pulso el resultado es muy bueno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta ese cielo de luna llena y no es fácil, ya sabes. Enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen