sábado, 21 de abril de 2012

Día 176/365


Hoy he dedicado la mañana del sábado a, en primer lugar, echarle una mano a mi señora en las tareas de la casa y, después, lavar la moto que ya no tenía muy claro de qué color era ni si la pantalla era transparente o si era un camposanto para mosquitos.

Ya después de comer he salido con mi hijo (el mayor) a curvear con la moto. Sólo hemos hecho poco más de un centenar de kilómetros pero ha estado bien. Le he guiado por la N-332, en dirección a Alicante,  hasta el cruce que lleva a Calp, ya que hay un par de zonas con bastantes curvas de distinto radio que, si no fuera por los radares que han colocado por nuestra seguridad, son muy divertidas.

En la primera de estas zonas, la conocida como curvas de la garganta, entre Gata de Gorgos y Teulada, me he dejado ir un poco, sin pasarme para no dar mal ejemplo; de repente, miro por el retrovisor y veo que  se me ha pegado otro motero con una naked, lo  que me ha motivado un poco más para hacerlo bien.

La segunda zona, entre Benisa y el cruce que lleva a Calp, es muy conocida por aquí, hasta tal punto que han colocado 3 radares para tratar de evitar que los moteros la sigan utilizando casi como circuito. La verdad sea dicha es que los domingos daba un poco de miedo conducir por allí, pues te pasaban por cualquier parte a todo gas, con unas tumbadas de vértigo y eran muy frecuentes los accidentes; de hecho más de una vida se han cobrado esas curvas. Ahora, los domingos siempre están rondando por allí los agentes de tráfico y los moteros han emigrado a otras zonas menos frecuentadas por los agentes pero quizá más peligrosas porque el asfalto no tiene tanto agarre y las calzadas son más estrechas, por tanto con menor margen de error.

En fin, que circulando dentro de los límites de velocidad (80 km/h y 60 Km/h, según tramo) conducir por estas curvas, conocidas en este mundillo como las curvas de la afición, no tienen tanta emoción pero siguen siendo divertidas y no te juegas la vida, y ya se sabe que la banca siempre gana.

Aquí dejo un video de un agente de tráfico tomando la curva, otro video de un motero en esas curvas y una noticia aparecida en el períodico Las Provincias hace ya la friolera de 6 años.

Título de la fotografía: En busca de la luz.

4 comentarios:

  1. Jolin con el agente y el motero,,,,espero que no seas igual que ellos...jejeje...me alegra que salgas a divertirte..y si es con la moto y tu hijo que mejor..no?....es todo un orgullo.....la toma es muy bonita luis...me ha gustado mucho esta entrada...cuidate amigo...cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  2. Pues además de pasartelo de vértigo con tu hijo y tu montura, después de haber cumplido con las tareas propias de nuestro sexo, nos enseñas una foto con detalles geniales.
    Voy a ver los enlaces.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Vaya dos personajes en moto los del video. Da miedo realmente cruzarse con alguien así.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bonito detalle, me gusta el contraste de colores y formas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen