lunes, 16 de abril de 2012

Día 171/365


Hoy día de San Vicente ha sido fiesta en Valencia y en otras localidades de la provincia, pero aquí ya hace muchos años que no se celebra, así que el de hoy ha sido un lunes más.

La oficina, el trabajo, los compañeros, todo como de costumbre, es decir, rutinario. La mañana pasa poco a poco y llega el momento de regresar a casa. En la mesa sólo estamos mi esposa y yo, cada vez son más frecuentes los días que comemos y cenamos sólos, sin la compañía de nuestros hijos que, como es natural, viven su vida con creciente independencia.

Por la tarde paseo con Leia porque su dueña tiene hoy otras obligaciones que atender. Hay que ver lo que la echa de menos cuando no la tiene cerca; se pasa el rato buscándola y, cuando no la encuentra, se acerca para asegurarse de que tu no te vas también, está continuamente rondando a tu alrededor.

Después toca hacer de taxista; mi hijo se va a la universidad y tiene que coger el autobús, así que los llevo a él y a una compañera hasta la estación de autobuses; llegamos con el tiempo justo para que puedan comprar los billetes (esto ya se ha convertido en una costumbre también).

En cuanto los dejo aprovecho para dar una vuelta con la cámara y buscar la fotografía para la entrada de hoy del blog. Empieza a anochecer; el sol se va poniendo y el cielo va adquiriendo esos colores que tanto nos atraen. Ya de vuelta a casa lo primero es descargar las fotos en el ordenador; hacer la correspondiente criba y ya el procesado de la elegida. Dudo entre color o blanco y negro. Hago el procesado en b&n y comparo con la versión en color. La de b&n muestra unos contrastes y una gama tonal increíble, pero termino decidiéndome por la versión en color. Hoy me apetece cambiar, más que nada por variar.

Título de la fotografía: Farola al atardecer.

5 comentarios:

  1. Siueta de antorcha maravillosa. Que bien cubre tu tiempo, "ese tiempo a veces perdido" y otras encontrado en este hermoso atardecer.
    El cielo me encanta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por hacer una alegoría de tu texto yo diría que esa farola monumental y bien afianzada es el padre y ese cielo (supongo) cambiante los hijos que nos van mostrando los nuevos caminos a los que tanto nos cuesta acostumbrarnos, pero esto sería solo una invención mía que de vez en cuando juego a esto de "psicologo" de las imágenes.
    Me encanta la composición que te has currado con la farola llena el espacio de la izquierda (posición politica?)y las nubes con esos tonos compensando por la derecha.
    Me gusta .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Era necessari el color amic...supose...per mi és un regal i dels grans...la trobe una meravella!
    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  4. Nos quedaremos con la imagen en nuestra imaginación o a lo sumo capturaremos la imagen y la procesaremos nosotros mismos para ver el resultado, pero siempre será distinto al que tu nos hubieras presentado. Yo por si acaso y porque así lo has decidido me quedaré con el color. Me gusta la compo y me gusta el gusta el colorido del cielo acompañando a la farola. Unos se van y otros vienen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen