miércoles, 11 de abril de 2012

Día 166/365


Vista a pié de calle parece grande, caótica en cuanto a ordenación del tráfico, con edificios demasiado altos, pero a vista de pájaro la impresión debe ser distinta. Pero claro, para disfrutar de ese punto de vista se necesita ser un pájaro, subir a un edificio mucho más alto que el resto o a un artefacto volador.

Para los pobres desgraciados que no volamos porque no tenemos alas, que no encontramos un edificio lo suficientemente alto porque no lo hay en toda la ciudad, o que no tenemos posibilidad de subir a un helicóptero para hacer un vuelo turístico, se construyen las maquetas; con ellas, además, podemos crearnos la falsa impresión de ser tan gigantescos como Gulliver en Liliput y así poder contemplar todo desde lo alto, con la sensación de poder que ello produce.

La sensación de poder, de grandeza, de estar por encima de todo y de todos, ansiada por muchos, perseguida por otros muchos más, otro rasgo más de la naturaleza humana.

Título de la fotografía: Ciudad Ducal.

4 comentarios:

  1. Estupenda visión a lo Gulliver. Bloques, bloques, bloques y ausencia humana.
    Me gusta la perspectiva y el tratamiento de BN muy bueno. Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el encuadre y el procesado es increible. Has conseguido darle un halo de misterio a esta ciudad liliputiense.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. No sabía que podía ser, pero la sensación es agobiante, diría que espeluznante.

    Gran foto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hay veces que no me explico como hacemos estas cosas. Como nos encerramos en ciudades inmensas, con edificios monstruosos, con tráfico, ruido, prisas ... por todos los lados. La naturaleza humana es digna de un estudio. Y pensar que hay personas que no lo cambian por una vida en el pueblo, rodeado de no más de 500 habitantes, con edificios de no más de tres alturas, con el campo a 30 metros de casa ... que los hay, que yo lo se.
    UN abrazo, Andrés.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen