domingo, 1 de abril de 2012

Día 156/365


Al final ni me he levantado para ir a hacer fotos a los cofrades este Domingo de Ramos ni me he ido a curvear con la moto, pero sí que me han despertado las cornetas y tambores. Últimamente los domingos sufros unos ataques terribles de vaguitis que me obligan a quedarme en la cama hasta tarde.

En fín, que la mañana se ha pasado sin darme cuenta y ha llegado la hora de comer. El cuerpo no está para mucho después del trabajo agotador que supone levantar repetidamente la cuchara para poner la comida en la boca pero consigo reponerme. Tengo que salir a hacer la foto de hoy.

Al final termino subiéndome a la moto; son más de las cinco de la tarde cuando salgo. No tengo una idea clara de adonde ir pero la inercia me lleva hacia Castell de Castells, donde siempre que paso me llaman la atención unos bancos que hay en unos miradores, justo junto a la carretera. Hoy me he parado para hacer un par de fotos pero lo que de verdad me apetecía era sentarme a contemplar cómo se iba poniendo el sol detrás de las montañas.

Pero las carreteras de aquella zona no son de las que a uno le gusta recorrer con poca luz, así que otra vez a caballo de la moto en dirección a Tárbena, y de allí a Callosa de Ensarriá, La Nucía, Altea y ya, por fín, enfilamos la carretera hacia casa.

Título de la fotografía: El mirador.

En memoria de Javi.

4 comentarios:

  1. Sugerente imagen para una triste ausencia.

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  2. Las miradas al infinito que tanto se buscan cuando la ausencia duele.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Buen homenaje, a Luis seguro que le emocionará.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Algo vacíos veo esos bancos. Me acerco y ya los podemos ir llenando con los que estamos por aquí. No haría falta ni hablar posiblemente. Bastaría con quedarse contemplando. Me gusta en B/N. Detallazo para un buen amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen