sábado, 31 de marzo de 2012

Día 155/365


Esta mañana he estado paseando por Gandia. Aprovechando que he tenido que ir para otros menesteres he estado dando una vuelta por la zona de la Colegiata, junto al ayuntamiento, por calles y plazas próximas al centro comercial y por este mismo centro, lleno hoy de gente comprando y de otros muchos paseando a sus hijos.

Me he encontrado con un grupo de gente bailando danses valencianes en una de las plazas más conocidas de Gandia al son de la música de dolçaines i tabalets (dulzainas y tamboriles). Es realmente de agradecer el esfuerzo de mucha gente para que no se pierdan este tipo de tradiciones, y de admirar la gracia con la que se mueven al tiempo que tocan las castañuelas. Y es que la gente parece estar, con la llegada de la primavera, mas contenta que unas castañuelas ;-).

Y apenas terminadas las fallas, ya se pueden ver banderines poniendo de manifiesto la proximidad de la Semana Santa, uno más de los muchos reclamos turísticos que tiene Gandia.

Ya en casa, esta noche no se escuchan cornetas y tambores acompañando a alguno de los pasos de las cofradías que ya han empezado a recorrer las calles de la ciudad. Imagino que la Semana Santa y todo cuanto se mueve a su alrededor y como consecuencia de la misma protagonizarán alguna de las entradas del blog los próximos días.

Mañana es Domingo de Ramos y se celebrará una misa justo en la explanada donde se encuentra la construcción que comentaba en la entrada 152/365, y como queda muy cerca de casa imagino que, como sucede todos los años, me despertarán las cornetas y tambores, así que podré pasarme para hacer algunas fotos.

O quiza opte por salir a dar una vuelta con la moto. No sé, ya veré con qué ánimo me levanto mañana.

Título de la fotografía: 3

2 comentarios:

  1. La imagen parece sacada de un sueño malabar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el juego de formas. Muy visual.

    Enhorabuena.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen