martes, 27 de marzo de 2012

Día 151/365


Por la calle uno se encuentra de todo, lo imaginable y lo inimaginable. Imagina la sorpresa que me he llevado cuando he levantado la vista y me he encontrado con esta pancarta colgada de un balcón, así, por las bravas. No tengo ni idea de quien vive en este apartamento, pero mucho me temo que no tiene demasiada buena opinión de los políticos y no se corta un pelo en ponerla de manifiesto.

He estado repasando algunas de las entradas del blog y me he dado cuenta de que la política y los políticos están adquiriendo un protagonismo que no deseaba; a ello han contribuido la situación económica (tema de conversación obligado en todas partes), las medidas que están adoptando los distintos gobiernos (nacional, autonómicos y municipales) y las recientes elecciones autonómicas.

Así que con esta fotografía de hoy voy a dar por cerrado este tipo de entradas, si ello es posible porque lo cierto es que los políticos, la política y las consecuencias de las decisiones que adoptan condicionan, mucho, nuestro bienestar actual y futuro.

Título de la fotografía: Libertad de expresión.

2 comentarios:

  1. Habrá que pensarselo dos veces. Lo mismo si les hacemos la competencia se largan y nos dejan en paz.
    Lo malo es que para esto tendríamos que mancharnos las manos y eso si que no.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No se si has elegido un buen día para zanjar el tema de los políticos. Mañana 20 de marzo, el día señalado para una huelga general. Y pasado mañana 30 de marzo cuando todo hace indicar que la presentación de los presupuestos, va a traer mucho de que hablar.
    Sinceramente no me extraña para nada la pancarta que encontraste por el camino y lo que no comprendo muchas veces es porque no encontramos más ... anda que no hay razones para expresar ... quizás ese sea uno de los problemas.
    Un abrazo, Andrés.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen