domingo, 18 de marzo de 2012

Día 142/365


Aunque hoy se daban todas y cada una de las condiciones que normalmente harían que saliese con la moto, esto último no se ha producido; no he tenido ganas de levantarme pues anoche estuve leyendo hasta muy tarde, de hecho ni siquiera puse el despertador.

Así pues, descartado el salir a rodar con los amigos en moto he optado por seguir leyendo. Cuántos libros que leer y qué poco tiempo libre para dedicarlo a ese menester. Es que, para mí, realmente es una necesidad la lectura. Es un todo en uno pues es, al mismo tiempo, una afición, un modo de pasar el tiempo y olvidar problemas, una forma de adquirir conocimientos, de descubrir otros mundos, otros puntos de vista, de alimentar la imaginación y un sinfín más de posibilidades.

Con los años he descubierto mi gusto por la historia. La historia, una asignatura de la que no guardo ningún buen recuerdo de mi época de estudiante. No me atraía en absoluto, me resultaba pesada, farragosa, toda aquella serie de fechas y hechos, de personajes y lugares. Pero con los años he llegado a apreciarla, pues lo que somos, la realidad que vivimos, todo hunde sus cimientos en esa historia acontecida.

El tiempo pasa, lo que hacemos y lo que dejamos de hacer, lo que decimos o callamos, absolutamente todo tiene reflejo en el futuro y para comprender el mundo en que vivimos es necesario conocer los antecedentes para, en base a ellos y a la experiencia acumulada adoptar las oportunas decisiones.

Pero el estudio de la historia pone de manifiesto, al mismo tiempo, la insensatez de nuestra especie que repite, una y otra vez, los mismos errores.

Título de la fotografía: Tempus fugit.

4 comentarios:

  1. Que buen procesado.
    Me gusta el tono que le has dado a este reloj que está marcando la historia, que en realidad la viene definiendo desde hace siglos.
    Un abrazo y aprovecha los momentos que tengas para leer pero, no olvides tu foto de cada día.
    Un placer el seguirte, amigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Aunque el día tuviera 48 horas, nos faltaría tiempo, cuando algo gusta, cuando es muy placentero, el tiempo escasea, se encoge, pero si algo es tedioso, aburrido, el tiempo parece alargarse, estirarse, dura más esos instantes insípidos. El tiempo juega con nosotros...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa foto,
    Aunque que pueda parecerer que nosotros dominamos es el tiempo el tiempo nos dominoa a nostros
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. este projecto esta bem mais avançado que o meu...gostei:)

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen