viernes, 2 de marzo de 2012

Día 126/365


Por fin llegó; ya tenemos el fin de semana por delante. Atrás queda el despertador, la rutina diaria en el trabajo y los papeles, documentos que se acumulan sobre la mesa, que piden atención y que la consiguen, faltaría más.

En fin, dejemos atrás todo esto porque empieza el fin de semana. Esta tarde he vuelto a las instalaciones hípicas donde se desarrolla la Mediterranean Equestrian Tour para ver algunas de las competiciones de salto de obstáculos a caballo.

Hoy me he centrado más en lo que rodea a la competición que en esta última. Los caballos, sus jinetes, las amazonas, espectadores, en fin, en esa gente capaz y dispuesta a gastar pasta y más pasta participando en este tipo de competiciones. Mucho glamour y mucha gente bien, también famosos aunque yo no conozco a ninguno; son los inconvenientes de no estar al día en las cuestiones que habitualmente tratan las revistas y programas del corazón y del famoseo.

Pero con independencia de estas cuestiones, me siguen generando una profunda admiración estos animales y sus jinetes. Aún cuando hoy los participantes que he podido ver eran en su mayoría muy jóvenes, adolescentes prácticamente, los saltos de los caballos y el dominio que sobre ellos ejercen sus jinetes son espectaculares.

Me he dado cuenta que dirigen los caballos del mismo modo que los motoristas hacemos con nuestras motos. No miran justo delante de ellos sino más allá; no miran el obstáculo que están saltando sino el próximo que van a acometer, así diríamos que el caballo sigue la mirada del jinete, tal y como sucede con  las motos.

Título de la fotografía: Tocado equino.

2 comentarios:

  1. A tenor de la imagen, un mundo capaz de fascinar hasta al más incrédulo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estoy tan poco acostumbrado a asistir a estos lugares que en principio me ha costado reconocer de que se trataba.
    Bueno pues me gusta, me gusta sobre todo el curro que te has "largao" yendo detrás de estos animales que de este modo salen a competir.
    Un buen detalle que habla de lo mismo que la otra imagen del día 19 pero, de un modo mucho más creativo.
    Un abrazo.
    Y muy buen fin de semana.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen