lunes, 27 de febrero de 2012

Día 122/365


Despertador. Maquinilla de afeitar. Despacho. Trabajo. Rutina. Suma todo esto y obtendrás el peor resultado posible: un lunes. Dicen que el que puede con el lunes puede con el demonio. No sé cómo será el demonio pero que se vaya preparando porque he podido con el lunes y también podré con los días que siguen hasta llegar al fin de semana.

Cuando Leia, la perra, me ha sacado a pasear (porque es ella la que me saca a pasear a mí, no yo a ella) he aprovechado para llevarme la cámara y hacer algunas fotos para la entrada de hoy del blog. Nos hemos dado un buen paseo y me he dado cuenta de que Leia va aprendiendo.

Las primeras veces de salir con ella y con la cámara, cuando intentaba hacer alguna foto no se estaba quieta, si me agachaba para buscar algún ángulo más conveniente enseguida se me acercaba pensando que quería jugar con ella, pero ahora parece saber que si me agacho llevando en las manos ese artefacto no se tiene que mover, que ha de esperarse hasta que me vuelvo a levantar y entonces puede continuar su paseo.

Hemos pasado por delante de una zona en la que siempre hay algunos camiones aparcados y me he encontrado con una señorita en plan sexy bronceándose al sol sino a la luz de la luna. Cuesta un poco más coger color pero, si lo consigues, es permanente. No entiendo cómo podía estar ahí, en la calle, con ese cuerpo (vaya cuerpo) exponiéndose a coger una pulmonía, porque esta no es época para estar tan ligera de ropa y menos por la noche intentando broncearse; imagino que igual es que está acostumbrada a temperaturas más bajas y este frío no es tal para ella.

Le he preguntado si tenía inconveniente en que le hiciese una foto y ni ha contestado, ha adoptado una postura si cabe más sexy, ha mirado al frente y con la melena al viento me ha ignorado como si de un mosquito se tratara. Mucho mundo parecía haber visto y muchas miradas haber atraído.

Título de la fotografía: Bronceándose en la parrilla.

4 comentarios:

  1. Preciosa silueta que has sabido captar de forma precisa, seguramente a mi me hubiese temblado el pulso... ;-)

    Como soy un poco raro, quizás la hubiese descentrado colocándola más abajo, no sé...

    En cualquier caso está estupenda, y nunca mejor dicho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo, creo que debido a la manía que tengo con la limpieza de vehiculos, lo primero que hubiera hecho es sacar el pañuelo y sacarle brillo, aunque creo que hubiera destacado más tu reflejo.

    Así y todo estoy seguro que yo no hubiera visto el detalle, bueno verlo si (como para no verla jejeje), pero no se me habría ocurrido sacarle una foto

    ResponderEliminar
  3. Tienes un ojo muy despierto y espabilado. Sabes encontrar la entrada de cada día.
    Preciosa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. En ocasiones nuestros desvelos por cuerpo ajenos nos hacen coger a nosotros, la pulmonía, mientras ella o ellos, siguen con su seducción corpórea.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen