domingo, 12 de febrero de 2012

Día 107/365


Y termina la semana, una más, con un domingo en el que la lectura ha sido la principal actividad. He estado todo el día tumbado en el sofá leyendo, sin hacer nada más. Sólo la comida, la merienda, despedir a mi hijo que vuelve a la residencia después de pasar el fin de semana en casa, y la salida apresurada para hacer la foto de hoy, amén de ciertas necesidades fisiológicas, han sido capaces de hacerme levantar.

He retomado la lectura de una novela que durante semanas he tenido en barbecho y me he enganchado de tal modo que me ha costado dejarla para dedicar mis ojos y mi menta a otros menesteres. ¡Qué gran placer es la lectura! Cómo trabaja nuestra imaginación para construir ese decorado y esos personajes que el autor de la novela dibuja para nosotros con palabras, cómo se esfuerza en hacernos ver las escenas que describe, oír los diálogos que pone en boca de los personajes y sentir las emociones que sienten.

Una compañera del trabajo, hablando un día acerca de una película, tuvo la osadía de decirme que esa película no era para mí, que no la comprendería; recuerdo mi respuesta: tú, lo que deberías hacer, es leer más y ejercitar tu imaginación, no limitarte a ver lo que otros han imaginado con la lectura del libro en que se han inspirado, pero claro, tu imaginación no alcanza para tanto y te ves en la necesidad de conformarte con la película.

Y para terminar el domingo nada como darme una vuelta por los blogs de fotografía que sigo para disfrutar con la visión, la creatividad, de esos artistas de la imagen fotográfica que diariamente me asombran, que inspiran y de los que intento aprender.

Título de la fotografía: Con la conciencia a cuestas.

6 comentarios:

  1. D. Andrés, usted y yo tenemos gustos parecidos y además disfrutamos de ellos de una manera que nos asemeja bastante.
    Un libro de papel (tengo electrónico pero...)unas cuantas horas por delante, soledad a manos llenas o compañía silenciosa y a dejar correr la imaginación para ir dibujando aquello que las letras escondes detrás de sus esquinas de tinta.
    Un momento placido de descanso, tomar la cámara en la mano, acariciarla como a esa mascota querida y echarse a la calle a la caza y captura de la foto que mostrar a ese puñado de amigos que luego nos van decir cosas, en su mayoría bonitas a cerca de nuestra enorme capacidad para el arte.
    Una gozada inmensa, un placer imposible de mantener entre las cuatro paredes de casa.
    Me gusta esta foto de hoy por tantas cosas.
    Por el color, por ese movimiento con la conciencia a cuestas, por que ademas es tuya y porque me lo paso chachi viendo tus trabajos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Leer debería ser algo más que una enseñanza. Sin la lectura la imaginación se atrofia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Saps que aquest blog és un llibre en temps real?...Ojalá disposara de més temps per llegir, però ara, la fotografía em porta de cap...abans escrivia, llegia, tot roman a a la meva ment...i ho tire de menys, de vegades...
    Però he trobat un bon llibre per llegir amb boníssimes il.lustracions, aquest.
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  4. Buen título para una genial fotografía. Enhorabuena.
    "Hay luna vacía" cumple un año, y lo hace gracias a todos. Gracias por el apoyo y por enseñarme cada día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Los domingos suelen tener eso, son ociosos pero en tu caso, muy productivo, gracias a la lectura y la fotografía. Enhorabuena por ello, el resultado es estupendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena por el concepto y su ejecución, estupendo trabajo.

    Siempre hay que ir más allá.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen