domingo, 22 de enero de 2012

Día 86/365


Domingo. Sofá. Relax. Siesta. Película. Libro, ... podría continuar pero tengo demasiada pereza, otro producto dominguero.

Después de la cena de anoche, que terminó a las tantas, hoy me ha costado bastante levantarme así que la mañana se me ha ido sin darme cuenta.

Ya por la tarde se impone salir y nada como la playa para buscar la inspiración, que se presenta en forma de gaviotas sobre una percha con forma de farola. Desde allí arriba controlan cuanto sucede a su alrededor, desde ese punto de vista privilegiado que otorgan las alturas, mientras se toman un descanso.

En el muelle están los pescadores del domingo probando suerte por si algún pez pica el anzuelo. No son demasiados y cada uno va a lo suyo, pero de reojo van observando si los demás tienen más suerte, porque la pesca hoy parece escasa. Alguno de ellos compatibiliza la caña de pescar con el transistor, quizá escuchando la retransmisión de algún partido de fútbol.

Y así pasa el domingo que pone fin a otra semana, y ya van tres de este 2012 que apenas hace unos días estrenábamos con más o menos ilusión, pero que día a día va mostrando un panorama cada vez menos halagüeño. Confiemos en que vaya mejorando igual que la de ese pescador que acaba de ver recompensada su paciencia y que, poco a poco, va cobrando sedal arrastrando hacia sus dominios al incauto pez que, atraído por el cebo, ha mordido ese anzuelo traidor escondido en las entrañas del cebo apetecible hasta hace justo un instante.

Título de la fotografía: Ojo avizor.

6 comentarios:

  1. Estupendo álbum y muy buenos comentarios. Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. A mi me sucedió lo mismo. La cena de anoche hasta altas horas, el vino que se queda cosido a la cabeza... y esta mañana las tantas. Ya no era hora de buscar imágenes. Sillón, periódico, libro, telediario, comida y un ratito de reposo. Luego un paseo con la pareja y una charla interesante.
    Al final una visita a los blogs de los compis y dentro de poco a leer en la cama un rato y después a descansar para mañana.
    Estoy jubilata pero me levanto a las siete y cuarto de la mañana para desayunar con mis hijas que se van a sus respectivos lugares de estudio.
    Luego... ya veremos.
    Las gaviotas miran distraidamente el paso del tiempo, como nosotros hicimos hoy.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Simple y atractiva en su concepto, formas y tonos y con una composición equilibrada, enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me recuerda a las de nuestro amigo Minimal, me gusta el encuadre y las dos gaviotas que adornan la farola.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que bueno ... yo también lo asocié con Minimal y mira que habiendo gaviotas, lo podría haber asociado tranquilamente con Elena, pero esas farolas y los juegos con ellas ...
    Buen trabajo Andrés. Hay que cuidarse, que si no los domingos se hacen duros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen