jueves, 19 de enero de 2012

Día 83/365


Se comenta, se habla por todas partes de la crisis que nos afecta, de forma particularmente intensa a la Comunidad Valenciana, donde los problemas de tesorería de la Generalitat son harto conocidos por todos y que ha llevado, según publican los periódicos, a una situación límite a centros educativos que ya ni a los gastos de calefacción pueden hacer frente.

Dicen que años de políticas de grandes eventos, que así llaman a la Fórmula 1, a la Copa América y a la Volvo Ocean Race, de obras faraónicas más destinadas a perpetuar la memoria de los políticos que mandaron construirlas que a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, de aeropuertos sin aviones, de contratos multimillonarios que han servido para que unos pocos, muy pocos, se hagan muy ricos, nos han llevado a esta situación; otros añaden a las anteriores razones o las reemplazan por la inadecuada financiación que recibía la Comunidad, depende de los ojos con que se mire (volvemos a aquello de "no es lo que vemos sino cómo lo vemos").

Todas las administraciones públicas están haciendo recortes que nos afectan de forma directa a todos los ciudadanos de a pié, o casi todas, porque hoy publicaba un periódico que un ayuntamiento con un presupuesto de 2,9 millones de euros había decidido rebajar el impuesto sobre bienes inmuebles, destinar más de 600.000 euros a inversión y alrededor de 400.000 euros a la contratación temporal de desempleados, y a todo esto hay que sumar que no mantiene deuda con proveedores ni arrastra déficit alguno de los últimos años. Pero ojo, en ese municipio no les falta absolutamente de nada; tienen biblioteca, centro de salud, guardería recién inaugurada, gimnasio, ...

Pero este es un caso atípico entre los ayuntamientos, ya que la inmensa mayoría de ellos han tenido que cerrar los grifos por los que manaba abundante agua, sin restricción alguna, como si las reservas fueran inagotables, con las consecuencias conocidas por todos: las fuentes se han quedado sin agua, secas, y ni refrescan, ni dan para beber, ni tan sólo alegría a quienes las contemplan.

Título de la fotografía: La fuente seca.

1 comentario:

  1. Fotón a tope se mire por donde se mire. Una gozada de procesado.
    Bueno lo de la crisis es un tema realmente alucinante. Sabemos lo más importante eso si, quienes la han traído y quienes la vamos a pagar.
    Más de lo mismo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen