miércoles, 18 de enero de 2012

Día 82/365



Vuelve a lucir el sol pero yo, como viene siendo habitual, salgo a hacer la foto del día cuando prácticamente se ha puesto el sol y vuelvo a casa siendo ya noche cerrada, lo que en definitiva se traduce en que las fotos que hago entre semana siempre las hago de noche. Como no me gusta utilizar el flash, de hecho sólo lo utilizo en muy pocas ocasiones, esto me obliga a utilizar un ISO alto o velocidades de obturación lentas o diafragmas muy abiertos, cuando no todas ellas a la vez, con el consiguiente peligro de obtener fotos trepidadas, pero también ha posibilitado que aprenda a acompasar mi respiración y a controlar esos movimientos involuntarios que dan al traste con una foto.

Aún cuando el paseo de hoy ha sido largo, lo cierto es que apenas salir de casa ya creía haber conseguido la imagen que perseguía; apenas a poco más de doscientos metros de mi casa me he detenido para hacer varias fotos a un mismo motivo desde distintos puntos de vista y buscando la mejor composición; revisando estas fotos en la misma cámara, me he dado cuenta que tenía lo que buscaba, la fotografía de hoy. Pero como todavía era pronto he continuado paseando y haciendo fotos, entre ellas la que ves.

¿Qué ha pasado con esas primeras fotos que tan satisfecho me tenían? Simplemente que, cuando he llegado a casa y las he revisado con ojo crítico, me he dado cuenta de que el encuadre era susceptible de mejorarse simplemente cambiando el punto de vista por otro un poco más elevado, así que tendré que llevarme una escalera de mano o levantar los brazos para poder situar la cámara a la altura que necesito para alcanzar ese punto de vista que me permita hacer la foto que quiero conseguir.

Uno de los efectos que está teniendo en mí el hecho de seguir distintos blogs de aficionados y profesionales de la fotografía, en los que muestran sus trabajos, todos ellos muy creativos y de muchísima calidad, es que voy siendo más crítico con mis propias fotografías. Imágenes que hace apenas tres meses consideraba si no buenas sí aceptables, ahora no pasarían el filtro e irían a la papelera sin dudar un instante. ¿Quiero esto decir que desecharía las fotos con las que inicié este blog? En absoluto, estoy muy satisfecho con ellas pero posiblemente hoy las acometería bajo un punto de vista distinto.

Título de la fotografía: Líneas quebradas.

5 comentarios:

  1. Waw, si que es nota com han anat canviant i millorant les fotos, jo no entenc massa (encara que m'agradaria) pero esta de veritat q m'agrada molt.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Me gusta la imagen que has conseguido en tu paseo diario. Un bonito juego de lineas y un buen encuadre.
    Yo quizás hubiese rebajado el contraste para ganar detalle en los blancos pero de cualquier manera esta genial.
    Nunca deseches aquellas fotos que tiraste cuando todo esto no era más que un intento.
    Siempre serán un punto de referencia, para ti y para quien quiera documentarse sobre tu trayectoria.
    Un abrazo fuerte amigo.

    ResponderEliminar
  3. Un efecte molt bonic has aconseguit. Una bona toma de la que m'agrada molt l'enquadre. Una imatge de gran efectivitat, sens dubte. Enhorabona.

    Un abraç

    ResponderEliminar
  4. Estoy con luis, no borres las fotos antiguas, te darán una perspectiva de la mejora que has conseguido.

    Un abrazo.

    P.D. Me gusta el encuadre y el contraste de la foto.

    ResponderEliminar
  5. Estupenda imagen, me gusta mucho la composición y el ritmo que adquiere, buena abstrascción, enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen