miércoles, 4 de enero de 2012

Día 67/365


Vuelta al trabajo, a la normalidad, a la rutina más bien. Más de uno quisiera poder tener esta rutina en estos días aciagos para más de cuatro millones de trabajadores desempleados con que hemos cerrado el año, así que no pienso quejarme porque soy muy afortunado, entre otras razones por tener trabajo.

Esta vuelta a la normalidad incluye ponerse al día con el blog, salir a buscar y encontrar la imagen que ha de encabezar la entrada correspondiente a hoy. Así pues, esta tarde salgo de casa con ganas de andar. Y me voy andando a la playa. Son sólo dos kilómetros de ida y otros dos de vuelta, más el que he hecho por el barrio marítimo, pero los hago casi del tirón, parando el tiempo justo para tomar algunas fotos, pues pienso que no me vendrá nada mal este ejercicio para intentar perder algo de ese sobrepeso que las navidades y el fin de año me han hecho ganar (maldito bocadillo de chorizo, malditas migas, malditos huevos con jamón).

Mientras voy andando me encuentro con la señal que aparece en la fotografía y me he puesto a pensar en que a cada momento nos vemos en la necesidad de tener que tomar decisiones, decisiones que nos conducirán en una dirección u otra, por uno u otro camino, a derecha o izquierda, arriba o abajo, dentro o fuera, a favor o en contra, pero sea cual sea la decisión que tomemos nos veremos igualmente en la tesitura de tener que ceder ante otros para evitar choques, encontronazos que no encuentros, para incorporarnos a un camino, a una corriente que indefectiblemente nos conducirá a una nueva señal de bifurcación/decisión y así ad infinitum.

Pero es ya la 1:24 de la madrugada y no tengo la cabeza para pensar demasiado en todo esto. Así que mejor me retiro porque dentro de nada empezará una nueva jornada llena de señales, ceda el paso, stop, dirección obligatoria, prohibido el paso, ... que marcarán, un día más, el camino a seguir.

Título de la fotografía: Toma tu decisión.

4 comentarios:

  1. Difícil lo pones...nunca me gustó elegir...me dejo llevar...
    Un fotografía que da mucho...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho cómo lo has visto. Eso sí, le pegaría un corte por abajo.

    Buen trabajo, Andrés.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. yo llevo 30 años con el mismo trabajo y todavía no me aburre. Pero me siento cansado.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, la imagen me recuerda algo... :-)

    Para reforzar el concepto quizás me hubiera centrado en la señal en primer término ya que tal como la presentas me remite al dibujo de una cara con sonriente boca.

    Pero de cualquier manera me gusta el resultado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen