miércoles, 4 de enero de 2012

Día 65/365


Ya estamos en 2012. Que ese ser supremo nos pille confesados... y abrigados, porque mira que hace frío por estos andurriales. Al levantarme me asomo a la ventana y veo que el coche, aparcado justo enfrente de la entrada del hotel, está cubierto por una capa de hielo. Esta noche ha helado y todo aparece cubierto por la escarcha.

Cuando terminamos de desayunar decidimos ir a Teruel, ya que Albarracín ya la conocemos bastante pues dos días de andar por sus calles tienen esa consecuencia. La propietaria del hotel me facilita una botella de agua caliente y con ella me dedico a eliminar el hielo acumulado en los cristales del coche. Hecho esto nos dirigimos hacia Teruel pero atravesando el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno por una carretera que ya desde el inicio se empeña en dejarme claro que el camino no será fácil, pues en todas y cada una de las umbrías la carretera presenta claras muestras de hielo.

Hacemos una parada en el Centro de Interpretación de Rodeno. El paisaje es impresionante, el pinar es realmente precioso y la hierba, cubierta de escarcha, cruje bajo los pies al andar. La cámara de fotos imagino que habrá pensado "En qué manos he ido a caer que no me dan respiro", pues en cuanto he salido del coche no la he dejado descansar un sólo momento. Todo llama mi atención; desde la escarcha que cubre la hierba hasta los pinos que, con algunas ramas ya expuestas al sol, empiezan a dejar caer las gotas de esa misma escarcha derretida.

Satisfecha la necesidad de fotografiarlo todo, vuelta al coche y a la carretera para llegar a Teruel, donde resulta que prácticamente todo está cerrado, hasta el punto de que no resulta sencillo encontrar dónde comer.

Por cierto, "el torico" aparece ante mis ojos convertido en estrella del árbol de navidad en que han transformado la fuente. ¿A quién se le ocurrirán estas cosas? y lo que es más importante ¿cobrará por ello?

Título de la fotografía: Gotas de rocío.

1 comentario:

  1. Un concepto, luz y tonos estupendos, me atrae la atracción de esas dos gotas y pienso en su unión en un a sola hasta el fin de sus días.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen