domingo, 28 de octubre de 2012

Día 366/366


Entrada 366/366. Esta entrada pone fin al proyecto de publicar una fotografía cada día durante un año que, justamente, se cumple hoy. Sí, son 366 porque, como bien ponía de manifiesto hace unos días el compañero Jesús Chueca, este año es bisiesto.

366 fotografías. Me resulta increíble haber sido capaz de alcanzar la meta conociéndome como me conozco. Alguien dijo una vez de mí que yo era un corredor de velocidad, que lo mío eran las carreras cortas pero rápidas, que las largas distancias, el maratón, no estaban hechos para mí o yo para ellos. Y realmente es así, no soy demasiado constante y pronto pierdo el interés por las cosas. Pero esta vez ha sido distinto y he terminado esta larga carrera por etapas: he superado el reto.

Uno de los deseos, de los objetivos, puesto de manifiesto en la presentación del blog era mejorar y progresar como fotógrafo. Creo que no soy lo suficientemente imparcial para juzgar si he conseguido hacer realidad ese deseo, si he conseguido el objetivo de mejorar, de progresar, de crecer como fotógrafo pero, a pesar de ello, sí puedo decir que algún cambio he observado.

A lo largo de estos 366 días ha habido días de entusiasmo, de pereza, de desánimo, de ilusión, días en los que pensaba que no valía la pena estar perdiendo el tiempo por la calle con el frío/calor que hacía buscando qué fotografiar; ha sido el compromiso adquirido conmigo mismo y con aquellos que han ido siguiéndome y animándome durante este tiempo lo que ha hecho posible alcanzar la meta.

Sí. La respuesta a la pregunta que algunos me habéis hecho es SÍ, CONTINUARÉ, pero creo que necesito un poco de descanso, un corto receso para coger aire, para recargar las pilas y seguir adelante.

No sé si seguiré con este ritmo, publicando una foto cada día, pero sea como fuere os aseguro que aquí estaré en unos días, concentrado de nuevo en disfrutar de esta afición que nos une y que tantas satisfacciones nos da.

Un fuerte abrazo a todos y cada uno de vosotros. Gracias.

Título de la fotografía: Concentrada en la labor.

Día 365/365


Escribo esto cuando son poco más de las siete de la tarde del domingo. Esta entrada realmente es la de ayer, sábado, pero la celebración de mi cumpleaños con mi esposa y mis hijos me impidió publicarla.

La foto de hoy es de uno de los rincones de mi ciudad por los que me gusta pasar; está justo a espaldas de la iglesia de Santa María, que cierra dos de los lados de la plaza con sus muros. Es un lugar que, por las tardes, suele ser ocupado por grupos de chicos y chicas que dejan a un lado sus ciclomotores y se sientan a pasar la tarde charlando (más bien gritando).

Título de la fotografía: Plaza María Gallart.

sábado, 27 de octubre de 2012

Día 364/365


Viernes. Termina, para algunos, la semana laboral. Empieza, para esos mismos, el fin de semana.

Esta mañana me he encontrado con una señora que me ha recordado que el próximo domingo tendrá lugar, un año más, el encuentro de bolilleras. ¿Que no sabes que son bolilleras? Pues son señoras que hacen bolillos. No me digas... tampoco sabes qué son bolillos. Pues aquí podrás encontrar la definición.

Fue justo una foto que hice en el encuentro del año pasado la que protagonizó la segunda entrada de este blog. Sí, creo que será una buena idea acudir este año también; así tendré la oportunidad de hacer más fotos de una actividad artesana que era muy frecuente entre las mujeres de la edad de mi abuela Maria -a la que recuerdo con sus amigas haciendo unas calceta, otras ganchillo y otras bolillos mientras charlaban y cotilleaban-, pero que hoy es prácticamente testimonial, casi una rareza que se aprende en cursos de manualidades.

Buen fin de semana.

Título de la fotografía: Museo Etnológico.

jueves, 25 de octubre de 2012

Día 363/365


Muchas gracias a todos y a todas por vuestras felicitaciones. Hoy ya he notado los efectos de la edad; al levantarme de la silla para ir a casa a comer, he notado un pinchazo en las lumbares y me he quedado que casi no podía moverme: ¡qué dolor! ¿Para esto sirve cumplir años? El resto del día me he movido sino con dificultad sí con cuidado porque el dolor, aunque menos intenso, sigue ahí.

Por cierto, no he dicho qué me han regalado. Como ya comenté en su momento, el mes pasado estuve unos días en Madrid con la intención de ver la exposición fotográfica La Maleta Mexicana, una colección de fotografías de la Guerra Civil Española hechas por Robert Capa, Chimi y Gerda Taro, cuyos negativos desaparecieron de la casa de Capa en París y que reaparecieron, unos 70 años más tarde, en la ciudad de México.

Pues mi esposa, bendita mujer que tiene el cielo ganado sólo soportándome todos los días, me ha regalado justamente La Maleta Mexicana, dos volúmenes con todas las imágenes de los negativos de la susodicha maleta y otros materiales. Una verdadera pasada de publicación y una auténtica gozada poder ver y estudiar todo ese material fotográfico.

Título de la fotografía: Carril bici.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Día 362/365


Un año. Ha pasado todo un año y hoy añado uno más a mi cuenta personal. Más de medio siglo; no sé si puede parecer mucho o poco pero a mí me parecen bastantes. Seguro que no sumaré otros tantos como tengo ahora. Así que puedo decir, casi con toda certeza, que ya me vivido más de lo que me queda por vivir.

En fin, el paso del tiempo es algo irremediable y uno ha de sobreponerse, si lo ve como algo negativo, o alegrarse de haber llegado hasta este punto. Yo quiero ver el vaso medio... ni vacío ni lleno, sólo medio, así que me alegro de todo lo vivido y trataré de sobreponerme a los efectos perniciosos de los años acumulados. Realmente no tengo ningún motivo para sentirme insatisfecho de lo vivido hasta ahora, es más, me considero muy afortunado. Sólo espero que quienes han venido compartiendo estos años conmigo piensen, como yo, que también son afortunados.

Título de la fotografía: Ventana al cuadrado.

martes, 23 de octubre de 2012

Día 361/365


Hoy no tengo nada que comentar. Estoy aquí, sentado delante del ordenador, sin saber de qué hablar.

Hace un momento, mientras cenaba, estaba mirando en la televisión el programa de Wyoming, El Intermedio. Me gusta su humor corrosivo e irreverente.

Han conectado con la concentración del 25-S en el Congreso. Allí estaba Gonzo, uno de los colaboradores del programa, entrevistando a algunos de los concentrados que han expresado su opinión sobre los políticos, la situación que estamos viviendo, los presupuestos que se están discutiendo en el congreso.

Me preocupa mucho la fractura social que se está produciendo, el desencanto de la gente, el cabreo que se percibe cuando hablas u oyes hablar sobre todo lo que está sucediendo, lo que estamos viviendo, la desafección con quienes fueron elegidos democráticamente para representarnos, cómo la gente percibe a los políticos como un problema.

Me preocupo porque algo, no mucho, he leído de historia y porque tengo claro que no aprendemos de nuestros errores, que nos empeñamos una y otra vez en repetirlos.

Título de la fotografía: Les Rotes.

lunes, 22 de octubre de 2012

Día 360/365


De nuevo al tajo, afortunadamente. Empezamos una nueva semana y sumamos una foto más, hoy dedicada al otoño que casi nos pasa desapercibido; por la mañana apenas refresca y a mediodía sobra la chaqueta que has decidido ponerte para ir al trabajo.

Sí, las calles aparecen llenas de hojas caídas de los árboles que los barrenderos se apresuran a recoger por la mañana, pero es, prácticamente, el único indicio de que el otoño nos acompaña; bueno, también se nota porque amanece más tarde y oscurece más temprano.

Por lo demás nada nuevo bajo el sol: la misma rutina diaria. Bueno, tampoco es cierto. Hoy había tema de conversación de esos que siempre plantean controversia... sí, el resultado de las elecciones en Galicia y el País Vasco.

Tolerancia. Más de uno debería buscar el significado de esta palabra y tratar de aplicarla en su vida.

Título de la fotografía: Otoño.

domingo, 21 de octubre de 2012

Día 359/365


Estoy aquí sentado, escribiendo, cuando ya puedo dar el domingo y con él el fin de semana por finiquitado. En algunos lugares ahora hay quienes están celebrando triunfos y otros lamentándose por las derrotas, pero todos ellos, seguro, pensando en la nueva etapa que empieza ahora. Sí, estoy pensando en las elecciones vascas y gallegas. La mejor de las suertes para ellos aunque no hay motivo para preocuparse pues, como se dice, el pueblo ha votado y el pueblo nunca se equivoca pero, si acaso se equivoca, es el único que puede rectificar su error.

Pero vamos a cosas más mundanas. Esta mañana hemos salido con las motos. A primera hora de la mañana ya me estaba llamando mi hijo, así que no he tenido más remedio que levantarme y equiparme para salir. A pesar de la lluvia que cayó anoche esta mañana las calles estaban más que menos secas, así que no había motivo para quedarse en casa. No hemos sido los únicos que nos hemos decidido a salir y hemos tenido compañía.

Aquí no ha llovido pero no hemos podido almorzar donde queríamos por dos razones; una, el bar estaba totalmente lleno cuando hemos llegado pero hoy, para nuestra sorpresa, no de moteros, como es habitual, sino de señoras; dos, estaba lloviendo allí (Alfafara) y el tiempo amenazaba ir a peor, así que hemos optado por volver por donde habíamos llegado, bajo la lluvia, e ir a almorzar a otro sitio más cerca de casa por si acaso la lluvia insistía en acompañarnos.

Cuando, después de almorzar, hemos vuelto a salir a la carretera seguía lloviendo, pero la lluvia no nos ha acompañado hasta casa; de hecho, como ya he comentado, aquí no ha llovido.

El resto del domingo ha sido como los demás domingos, de relax, como deben ser los domingos.

Título de la fotografía: Movimiento continuo.

sábado, 20 de octubre de 2012

Día 358/365


Ummm, hoy podría hablar del tiempo :-D

Si hablo del tiempo tengo que decir que hoy, cuando me he despertado, estaba lloviendo, de hecho ha estado lloviendo toda la mañana, así que me he quedado un poco, no demasiado, en la cama oyendo caer la lluvia.

Después llega el desayuno y el momento de echar una mano en las tareas de la casa. Y ya podemos decir que estamos de fin de semana. El repaso a las webs de distintos periódicos me ocupa el resto de la mañana. Estoy por decir que paren el mundo y bajarme porque esto va cada día peor, o al menos eso se desprende de las noticias. Parece que no hay ni una noticia que pueda considerarse positiva o, de haber alguna, pasa desapercibida entre el maremágnum de las regulares, malas y peores.

Bueno, yo voy a intentar pasar el fin de semana lo mejor posible y recomiendo hacer lo mismo a todos. Y que salga el sol por Antequera y póngase por donde quiera.

Título de la fotografía: Unidos.

viernes, 19 de octubre de 2012

Día 357/365


Fin de semana. Se espera lluvia así que, como nunca llueve a gusto de todos, habrá quien se alegrará y quien maldecirá por frustrar sus planes, aunque ya se sabe que los meteorólogos fallan más que una escopeta de feria, así que igual nos quedamos esperando la lluvia y disfrutamos de sol, un día más.

Yo seré de los que no estarán nada contentos si llueve, porque tengo planes para salir con la moto este fin de semana. Y aunque he circulado con moto lloviendo en numerosas ocasiones y durante muchos kilómetros, la lluvia no es algo que me motive especialmente a subirme a la moto para salir a curvear por carreteras secundarias.

Bueno, lo importante es amoldarse a las circunstancias y pasarlo lo mejor posible. Así que... buen fin de semana a todos. Aprovechad las oportunidades que se puedan presentar y sed felices.

Título de la fotografía: Porta de la Mitjana

jueves, 18 de octubre de 2012

Día 356/365


Una vez asumido que hoy no termina el festival, toca arremangarse y salir a por una foto más.

Todavía no me he podido quitar de la cabeza la pifia que hice con la numeración de las entradas. Pero me consuelo pensando que cualquiera comete un error mecanográfico (el 0 está al lado del 9 y en vez de escribir 60 escribí 69... mmmmm ¿en qué estaría pensando?).

Con error o sin error esto sigue su marcha a toda velocidad, porque los días pasan que vuelan; este año ha pasado casi sin darme cuenta, mucho más rápido de lo que pensaba. Y para terminar de adornar el pastel ahí, justo a la vuelta de la esquina, está esperándome mi cumpleaños, porque esa es otra: dentro de unos días cumpliré un año más, seré un año más viejo que cuando empecé.

Título de la fotografía: 90 100 105

miércoles, 17 de octubre de 2012

Día 355/365


Hoy he empezado esta entrada por el final; primero he puesto la foto y, después, el título; a continuación he escrito el número de la cuenta atrás y me he dado cuenta de que lo mío no son las matemáticas, que conmigo en Cabo Cañaveral, en la Guayana francesa o en cualquier otro lugar desde el que se lancen satélites, cohetes o cualquier otro artefacto volador, los lanzamientos estarían condenados al fracaso si fuera yo quien tuviera que llevar a cabo la cuenta atrás para iniciar el lanzamiento.

Me explico: Si mañana alcanzo la foto 365 de 365 debería de producirse el lanzamiento, debería de llegar al final de la cuenta atrás, debería cantar -con voz alta y clara- LANZAMIENTO o FUEGO... y mucho me temo que no va a ser así.

Resulta que, siguiendo la cuenta atrás de estos últimos días, me doy cuenta que hoy alcanzo el número dos en esa cuenta atrás, por lo tanto mañana la cuenta irá por el uno y no alcanzaré el final de la cuenta atrás. Empiezo a entender porqué me suspendían las matemáticas -y alguna más que también caía- cuando estaba estudiando (por llamar de algún modo a lo que hacía yo por aquél entonces).

Así que, sin saber muy bien el porqué, me he puesto a releer la primera entrada del blog y veo que empecé el día 29 de octubre de 2011; la primera entrada, el día 1/365 es del día 29 de octubre del año pasado y, dejando claro que no soy ningún lumbreras como estoy poniendo de manifiesto ahora mismo, me digo a mí mismo: si empecé el 29 de octubre y hoy estamos a 17 de octubre, ¿cómo puede ser que termine mañana si todavía faltan once días para alcanzar el día 28?

¡¡¡DIOS... ME HE EQUIVOCADO EN ALGÚN MOMENTO NUMERANDO LAS ENTRADAS!!!

Pues sí, efectivamente; el día 14 de julio no era el día 269/365, sino el día 260/365. Un error mecanográfico que, sin darme cuenta, he ido arrastrando desde entonces. Así que he rectificado el título de cada una de las entradas y hoy estoy en el día 355/365.

Así que de cuenta atrás nada de nada. Abortamos el lanzamiento y seguiremos cargando combustible en este depósito llamado blog durante diez días más.

Título de la fotografía: Pilares.

martes, 16 de octubre de 2012

Día 354/365


Hoy he tenido que ir a Valencia. Cuando he terminado de resolver los asuntos que me han llevado hasta allí he aprovechado, como ya viene siendo casi una costumbre en mí, para pasarme por la Ciudad de las Artes y las Ciencias (inversión productiva donde las haya) y hacer alguna foto.

Sigo sin tener muy claro a qué dedicaré mi tiempo cuando termine la cuenta atrás. Se admiten sugerencias.

... 3...

Título de la fotografía: Wings (Alas).

lunes, 15 de octubre de 2012

Día 353/365


Pues sí, al final ha tenido que ser el último día. Hoy he terminado de resolver los supuestos del cursillo que tenía que entregar como máximo hoy mismo. Lo dicho, algún día tendré un disgusto por esperarme hasta el último momento para hacer las cosas.

Y mientras yo estaba calentándome la cabeza uno o varios niños y niñas estaban jugando en la calle al que aquí conocemos como "pago", un juego de toda la vida que, por lo que he podido ver, todavía sigue ocupando el tiempo libre de algunos niños y niñas.

Como he venido observando en las salidas que llevo haciendo durante este último año, son las calles del casco antiguo, las que no tienen mucho tráfico, las que más presencia infantil tienen y ese hecho se pone de manifiesto viendo pintados en el suelo dibujos como estos.

Vuelvo a echar de menos aquellos tiempos de mi infancia jugando en la calle, yendo a la montaña a jugar a la guerra tirándonos piedras unos a otros (pero no echo de menos los chichones), jugando a la pelota en mitad de la calle utilizando las puertas como porterías, corriendo como alma que lleva el diablo cuando salían los dueños de las casas cuyas puertas utilizábamos de porterías. Al menos quedan los recuerdos, los buenos recuerdos.

... 4...

Título de la fotografía: Juegos infantiles. El pago.

domingo, 14 de octubre de 2012

Día 352/365


Ya se va notando cómo las tardes se acortan, cómo cada día que pasa oscurece antes, pero eso no es impedimento para salir a la puerta de casa y charlar con los vecinos aprovechando que el sol todavía calienta lo suyo (temperaturas de 28ºC son más propios del verano que no del otoño).

Pero en mañanas como la de hoy, cuando salimos a caballo de la moto no se nota todavía el calor, de hecho esta mañana, a las nueve, casi he llegado a echar de menos algo de abrigo porque la chaqueta que llevo es la de verano y la verdad es que abrigar no abriga nada, sólo protege de una posible caída. Pero a la vuelta, a mediodía, la chaqueta de verano es más que suficiente, incluso sobra porque la ducha es inevitable al llegar a casa.

Y termina otro fin de semana. Y sigue la cuenta atrás.

... 5...

Título de la fotografía: Relaciones de vecindad.

sábado, 13 de octubre de 2012

Día 351/365


Para no perder las malas costumbres he dejado hasta prácticamente el último día la resolución de los tests y de los supuestos prácticos del cursillo que estoy haciendo por internet. Así que me he pasado la mañana leyéndome el temario y aplicando los conocimientos adquiridos, o más bien refrescados, para contestar las preguntas de los tests. Para mañana, a más tardar el lunes, dejo los supuestos prácticos; con lo que he hecho hoy ya he terminado hasta las narices. Fea costumbre esta de guardarlo todo para el último día que, seguro, algún día me cuesta un disgusto.

La tarde del sábado me da la oportunidad de hacer otras actividades como, a título de ejemplo y sin que ánimo de ser exhaustivo ni presentar una lista cerrada, tirarme en el sofá para ver las películas que van encadenando en televisión y sólo levantarme para merendar e ir al baño; pegar el culo a la silla y dejarme las pestañas delante del ordenador mirando fotografías de los muchos artistas anónimos que hay por la red, levantándome de la silla sólo para merendar e ir al baño; leer sentado en el sillón hasta conseguir terminar el libro que comencé hace ya tiempo, levantándome... bueno, ya se sabe para qué ;-)

Pero otra posibilidad es salir de casa y, cámara en mano, andar sin rumbo fijo mientras observo todo a mi alrededor y encontrarme a una mujer que va al supermercado a hacer la compra arrastrando un carro mientras habla por el móvil que sostiene con la otra mano.

... 6...

Título de la fotografía: Yendo a comprar.

viernes, 12 de octubre de 2012

Día 350/365


Ayer quedé para salir esta mañana con la moto con un amigo así que, con no demasiado entusiasmo porque hacía una temperatura ideal para quedarse holgazaneando en la cama, me he levantado.

Sólo hemos salido los dos; a pesar de ser festivo no ha venido nadie más. Como el cielo estaba un tanto cubierto por las nubes hemos decidido prescindir de carreteras de montaña y hemos ido a Altea, a un bar que está justo en primera línea de playa. Me he quedado mirando el mar; el cielo tenía unos colores fantásticos y el mar un tono dorado que le daba la luz del sol y no he podido resistirme al deseo de hacer una foto y subirla a Instagram.

Ya por la tarde ha ido complicándose el tiempo hasta que ha terminado lloviendo, así que he decidido aprovechar la foto de esta mañana para el blog, a pesar de que el procesado de Instagram no le hace justicia al cielo. Pero al menos he conseguido que el horizonte no esté caído :-)

Seguid disfrutando del fin de semana.

... 7...

Título de la fotografía: 

jueves, 11 de octubre de 2012

Día 349/365


Terminó la semana laboral, al menos para algunos. Mañana será fiesta, que se celebrará más en unos lugares que en otros, así que esta semana se nos hace más corta y tenemos por delante tres días de fiesta, un largo fin de semana.

Esta mañana he coincidido con uno de los moteros con los que salgo habitualmente los domingos y hemos quedado para salir mañana, aprovechando ese día de fiesta extra que tenemos esta semana. Ni idea de quienes saldremos ni adonde iremos, pero lo que realmente importa es salir a rodar.

Buen fin de semana a todos.

... 8...

Título de la fotografía: Barranco.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Día 348/365


Esta es una semana peculiar aquí en Valencia, ya que ayer fue fiesta y pasado mañana otra vez. Así que está resultando un poco difícil coger el ritmo laboral, tomarle el pulso al currele.

Hoy me ha dado por utilizar Instagram. Esta mañana ya he hecho algunas fotos y por la tarde, cuando he salido con la cámara, he ido alternando teléfono móvil y cámara. La facilidad para compartir, la inmediatez, es uno de los pros de la aplicación, en mi opinión.

Y, vaya casualidad, justo hoy, en el blog "Fuera de foco" del periódico Público, aparece una entrada con el título Generación Instagram. El autor compara esta aplicación con la pionera cámara Kodak Brownie, un modelo de cámara que perseguía popularizar la fotografía entre la gente con el eslogan "Usted pulse el botón, nosotros hacemos el resto", poniendo de relieve que en este siglo el eslogan ha cambiado por "Dispara, edita, comparte". Me ha resultado interesante su lectura y también la de alguna de las web a las que enlaza el artículo.

Bueno, lo realmente importante es hacer fotografías, disfrutar de la fotografía, y que los hados nos sean propicios y nos concedan la inspiración, que nos iluminen... para que las fotos no nos salgan subexpuestas :-)

Por cierto, que no se me olvide: ... 9...

Título de la fotografía: Osram illuminatio mea.

lunes, 8 de octubre de 2012

Día 346/365


Ya está ahí, mañana empieza la cuenta atrás, la definitiva, la final. Tan sólo serán diez días más para poner el punto final a este 365 que me ha tenido enganchado durante el último año de mi vida.

No tengo ni idea de cuantos kilómetros habré hecho recorriendo las calles de mi pueblo buscando cada día una imagen que captar, yendo y viniendo de la playa, observando a la gente y sus distintas vidas, recorriendo  barrios en los que hacía años que no estaba y observando cómo han cambiado a lo largo de todos esos años de ausencias, cómo se han degradado algunos de ellos.

Tampoco sé cuantas horas he dedicado a este proyecto, cuantas horas he hurtado a mi familia al salir cada día de casa, pero me considero satisfecho del trabajo realizado; creo que ha valido la pena no sólo desde un punto de vista de aprendizaje de técnica y visión fotográficas, sino también porque me ha permitido conocerme a mí mismo un poco más y mejor.

Título de la fotografía: El gancho.

Día 345/365


Como estos días pasados, sigo moviéndome alrededor del paseo que he descubierto como escaparate de la vida diaria de muchas personas, desde mayores hasta pequeños.

Andar, observar  y ser observado, escrutado por muchas miradas de gente con la que te cruzas, que están sentados en los bancos, a los lados del paseo, de charla pero al mismo tiempo pendientes de cuantos deambulan de aquí para allá.

Observo a mucha gente andar, no pasear, de extremo a extremo del paseo, más de kilómetro y medio, por aquello de que quien mueve las piernas mueve el corazón. Muchos corazones latiendo a distintos ritmos alrededor de un mismo lugar de encuentro, aprovechando las últimas luces de estas tardes calurosas que se resisten a abandonarnos. El veranillo de San Miguel parece que lleva camino de convertirse en algo más que un veranillo... ¿Así cómo voy a estrenar la gorra que me he comprado para este invierno?

Título de la fotografía: Amigos.

sábado, 6 de octubre de 2012

Día 344/365


Metidos de llenos en el fin de semana, unos hacen las compras, otros charlan con un conocido con el que se acaban de encontrar, mientras algunos otros se sientan para disfrutar de otra charla acompañada de un café y otros muchos se pasean, porque para eso es un paseo.

Unos pasean y otros miran pasear sentados en los bancos que, a ambos lados, hay a todo lo largo. Frecuentemente observas a alguien que se detiene a saludar a un conocido que está justo sentado esperando eso, ver a algún conocido para entablar conversación, por corta que esa sea.

Otros, muchos, muchísimos menos, hacen del paseo su observatorio para contemplar el devenir de todos ellos, sus idas y venidas, sus comportamientos, y cámara en mano captar apuntes con los que construir una historia, la historia de la gente con la que conviven.

Buen fin de semana.

Título de la fotografía: Instante de muchas vidas.

Día 343/365


Apenas un momento para buscar y encontrar esta imagen. Lineas que se prolongan hasta más allá de donde alcanza la vista, buscándose unas junto a otras, corriendo en la misma dirección pero condenadas a no encontrarse jamás, a mantener siempre una misma distancia equidistante.

Siempre me ha fascinado la falsa impresión que se tiene al observar las líneas paralelas desde ese punto de vista en el que parece que se llegan a fundir, más allá de donde alcanza la vista, culminando así una carrera desesperada por unirse.

Lo cierto es que me recuerdan, a cada momento, la vida ya que, puestos a pensar, cuántos paralelismos podemos encontrar entre ambas, las líneas y la vida.

Título de la fotografía. Infinito.

jueves, 4 de octubre de 2012

Día 342/365


Esta tarde he estado de visita. He ido a ver el nuevo estudio fotográfico de un amigo. Nuevo estudio, nuevos proyectos, nuevas ilusiones, nuevos desafíos. Así es la vida, afortunadamente. Siempre estamos ideando, soñando y proyectando nuevos retos que nos mantengan ilusionados, que nos motiven para seguir creciendo.

Y mal vamos si perdemos esa ilusión, si nos amoldamos a lo que tenemos, si nos resignamos a lo que se nos presenta ante nosotros. Ello nos puede llevar al desencanto, a la apatía, a pasar sin vivir por este mundo. El diccionario de la lengua española (siempre me han gustado los diccionarios), en su entrada vivir, la define como "tener vida", y vida es, entre otras acepciones, alimento necesario para vivir o mantener la existencia.

Así pues démonos un banquete de vida y vivamos.

Y si la imaginación es facilidad para formar nuevas ideas, nuevos proyectos, etc., no es menos cierto que también es una imagen formada por la fantasía. Y como fantasía es algo que no me falta, este simple reguero de pintura en el suelo ha puesto en funcionamiento la mía, que me ha hecho ver lo que no hay salvo en mi propia imaginación.

Pero me encanta imaginar. Afortunadamente. Así que sigo vivo.

Título de la fotografía: Reguero.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Día 341/365


Un largo paseo en el que he observado a mucha gente sentada en los bancos del paseo charlando y mirando a los que, como yo pasan; saludos que van de unos a otros; perros que esperan con paciencia o impacientes a que sus dueños terminen con la charla que ha interrumpido su paseo; niños que cargan con las bolsas del colegio camino de casa después de haber estado jugando en el parque, algunos más pequeños con la cara anegada de lágrimas porque no quieren volver todavía a casa son arrastrados por sus madres.

Muchas posibilidades fotográficas pero, a quince días apenas de llegar a la meta, me he dado cuenta que apenas salgo en una o dos fotos, así que he pensado que hoy podía ser un buen día para tomar el protagonismo de la entrada del blog.

A fin de cuentas, yo también formo parte de esa vida que cada día contemplo.

Título de la fotografía: Reflected.

Día 340/365


Uno de los motivos por los que me gustaría vivir cerca de un bosque es por la posibilidad de disfrutar de largos, o cortos, paseos por su interior, recorrer sus sendas, contemplar como cambian sus colores con la llegada del otoño, respirar su olor.

Pero aquí me tengo que conformar con palmeras, enormes plátanus que llenan el parque de hojas secas y, ya fuera de la población, de naranjos y más naranjos, así que me pierdo poder contemplar ese colorido que contemplo en fotografías tomadas por otros bloggers y, por supuesto, me quedo también sin la oportunidad de hacer fotografías a esa naturaleza que siempre, por estas fechas, cambia el color de su vestido para después desvestirse y así, desnuda, adormecerse hasta la llegada de la primavera.

Así que hoy, en cuanto he visto a este árbol con las hojas multicolores iluminado por el sol del atardecer, no me he podido resistir. Esto es lo que tengo y con ello me he de conformar.

Título de la fotografía: Colores de otoño.

lunes, 1 de octubre de 2012

Día 339/365


He pasado la mayor parte de la tarde viendo jugar a la petanca. Cuando he salido de casa con la cámara no tenía ni idea de hacia adonde ir y andando sin rumbo he visto a un grupo de hombres jugando a la petanca que, inmediatamente, se han convertido en mi objetivo.

Después de estar mirando cómo jugaban durante un rato, les he preguntado si les importaba que hiciera alguna foto. Tal y como imaginaba la respuesta ha sido afirmativa, que no tenían ningún problema siempre que los sacara bien. Lo cierto es que, a partir del momento en que he empezado a hacer fotos, alguno de los jugadores ha elevado su nivel de juego mientras hacía algún que otro posado esperando a la cámara.

Lo mejor de estos juegos, como la mayoría de los que enfrentan a grupos de amigos, es el premio que se consigue: el derecho a hacer burla a costa de los perdedores. Pero ya se sabe que no siempre se gana, así que algún día llegará la revancha y los papeles se invertirán, con lo que los perdedores se cobrarán la afrenta de hoy con los respectivos intereses.

Título de la fotografía: A por el boliche.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Día 338/365


Efectivamente, como ya sospechaba ayer, hoy no hemos salido con la moto. Aunque no ha llovido, las carreteras siguen mojadas por la lluvia de ayer, así que me quedo en casa viendo las carreras de motos por la televisión.

La de moto2 ha sido de las que crean afición. La de MotoGP no ha sido igual, pero con la de antes me doy por satisfecho. Sea como fuere, cuando veo a los pilotos conduciendo como lo hacen siempre me pregunto si estarán del todo bien de la cabeza. Lo cierto es que tienen la cabeza muy bien amueblada y prueba de ellos es que son muy conscientes de que se están jugando la piel, de ahí que alguno, viendo el título del mundial a la vuelta de la esquina, haya sacado hoy la calculadora y puesto freno a su empuje.

Hoy tampoco he podido hacer una tarea que tengo pendiente desde hace días. No consigo sacar el tiempo necesario para ponerme al día de los blogs que sigo; otras cuestiones me tienen ocupado con la esperanza, espero que se materialice, de disponer de más tiempo mediante una mayor organización.

Título de la fotografía: The rock.

Día 337/365


Después de la lluvia de ayer hoy ha vuelto ha salir el sol aunque, en sentido figurado, no para todos. Quienes ayer vieron arrasadas sus casas, coches y, por encima de todo, la vida de sus seres queridos imagino que hoy seguirán bajo una intensa tormenta emocional.

En Gandia, apenas a 8 km de casa, se produjo un tornado que afectó a las instalaciones de la feria, echando abajo la noria y otras atracciones y provocando heridas a algunas de las personas que estaban por allí. Afortunadamente, la lluvia hizo que prácticamente la feria estuviera desierta, lo que ayudó a que no hubiera que lamentar males mayores.

Pero el sol ha hecho salir de sus casas, nidos y madrigueras a toda una serie de criaturas, entre ellas este pajarito que se me ha quedado mirándome sin moverse aún cuando me acercaba a él para fotografiarlo. ¿Los pájaros también posan?

Hacia las nueve de esta noche, justo cuando íbamos con el coche a cenar con unos amigos, han empezado a verse algunos rayos que iluminaban la carretera más que los faros del coche. Apenas un momento después ha empezado a llover de nuevo, aunque no con la intensidad de ayer. Está claro que mañana no habrá salida en moto.

Título de la fotografía: Pájaro al sol.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Día 336/365


Nunca llueve a gusto de todos. Esto es un hecho, no una opinión. Tanto como se ha deseado que lloviese en distintos lugares para paliar un poco la sequía, se ha deseado hoy, con tanta o mayor fuerza, que dejase de llover. Desgraciadamente la naturaleza es caprichosa y no atiende los deseos de nadie. El resultado ha sido la pérdida de vidas, inundaciones, gente evacuada de sus casas,...

Aquí lleva toda la tarde lloviendo, la mayor parte del tiempo sin demasiada intensidad excepto algún que otro chaparrón que ha estado acompañado, ya a última hora, de rachas de viento de considerable fuerza.

Como siempre se me ha ocurrido salir de casa justo un momento antes de que empezase uno de esos chaparrones que, por cierto, me ha dejado calado desde la cabeza hasta los pies. La gente iba cogida a los paraguas no se si para evitar que el viento se lo arrancase de las manos o para emular a Mary Poppins.

Título de la fotografía: Walking in the rain, not singing!

jueves, 27 de septiembre de 2012

Día 335/365


Se ha hecho mucho de rogar, durante mucho tiempo la hemos estado deseando y esperando y hoy, esta tarde, por fin ha llegado. Me refiero a la lluvia, por supuesto. Nada de esas lluvias torrenciales que se pronosticaban, ningún motivo de alerta, sólo una fina lluvia que ha conseguido que por aquí empecemos a creernos que ha llegado el otoño.

El paseo se ha llenado de hojas que la lluvia ha arrancado, sin demasiado esfuerzo, de los árboles. Los bancos vacíos, la zona de juegos infantil sin el jolgorio que los niños organizan cuando se divierten, una bicicleta atada a un arbolito bajo la lluvia, son estampas que hacía ya mucho que no veía y que, ahora me doy cuenta, echaba de menos.

Título de la fotografía: ¡Bienvenido, Mr. Otoño!

Día 334/365


Muchos días que no venía por el barrio de San Vicente. Observo que no ha variado; sigue estando la calle atestada de coches aparcados y los que circulan continúan yendo a toda leche por debajo del portal.

Han vuelto a no cumplirse las previsiones meteorológicas, lo que se traduce en que de lluvia nada de nada. Sí han bajado un poco las temperaturas y por las mañanas se nota algo de fresco camino del trabajo, porque a la vuelta nada queda ya de ese frescor matutino.

Título de la fotografía: Ermita de Sant Vicent.

martes, 25 de septiembre de 2012

Día 333/365


Nada tuvo que ver la foto de ayer con mi simpatía, más bien antipatía, por los gatos. Lo cierto es que me producen una sensación de desasosiego que no consigo evitar cuando estoy en presencia de alguno. Ese sigilo con el que se mueven, la forma que tienen de observarte, ver cómo sacan las uñas de no se sabe donde cuando se desperezan, me incomoda; no me inspiran confianza.

Los perros, por el contrario, siempre me han gustado, quizá porque en la casa de mis padres hemos tenido muchos perros. Mi padre era cazador y los perros formaban parte de su mundo y, por consiguiente, del de toda la familia. Como la caza era la razón de tener perro en casa, todos ellos eran de razas aptas para cazar ya fueran perdices, conejos, etc; sólo recuerdo uno que no lo era, Woody, un perro salchicha de un precioso color marrón.

El que ahora tenemos en casa nada tiene que ver con la caza; vamos, ni imaginarme puedo a Leia, una perra de la raza carlino, corriendo detrás de otro animal para cazarlo o lanzándose al agua para cobrar alguna pieza. Verla correr detrás de un conejo sería como ver una representación de la fábula de la liebre y la tortuga con Leia en el papel de tortuga.

Tienen fama los perros de ser los mejores amigos del hombre e imagino que de las mujeres también, a pesar de que no se dice nada respecto a ellas, ya que Leia anda siempre pegada a los talones de mi mujer. Exceptuando algunas razas, que me inspiran tan poco confianza como los gatos, algunos incluso menos, estoy totalmente de acuerdo con esa afirmación.

Título de la fotografía: Un buen amigo.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Día 332/365


De vuelta otra vez. El ritmo de trabajo no ha variado respecto a la semana pasada, así que la mañana pasa rápido.

Estoy sopesando diversas posibilidades para ocupar parte de mi tiempo libre. Una de las posibilidades que contemplo es hacer un curso de cocina. Nunca he sido un cocinillas, sólo en contadas ocasiones me he decidido a preparar alguna cosa en la cocina, pero me gustaría aprender a defenderme en ese terreno con algo más que pasta o huevos. Y seguro que mi esposa agradecería algo de ayuda en esos menesteres.

Por supuesto, sin dejar de lado la fotografía, puesto que las clases del curso sólo me ocuparían tres horas una tarde a la semana, ni la lectura, la música, la moto,...

Título de la fotografía: Detrás de la mosquitera.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Día 331/365


Me arrepiento de no haber parado la moto esta mañana para hacer una foto, a pesar de que mi hijo me hacía repetidas señas para que parase, pero el hecho de ir el último, de ser el que siempre retrasa al grupo  y de que volvía a salir a curvear desde hacía ya mucho tiempo me ha hecho desechar la idea.

Subíamos hacia Muro de Alcoy cuando, de repente, nos hemos encontrado con un banco de niebla que cubría por completo el valle; desde donde estábamos se veía una enorme masa blanca rodeada del verde de los árboles y bañada por la dorada luz del sol. Lo cierto es que la vista era preciosa, aunque apenas he dedicado un instante a contemplarla porque la carretera no admite distracciones.

Esta tarde he estado viendo el documental "Bucares, la memoria perdida". Básicamente es la búsqueda de sus raíces de Albert Solé, hijo de Jordi Solé Tura, quien fuera uno de los padres de la Constitución y ministro de cultura. Se me ha hecho un nudo en el estómago al ver los estragos que esta enfermedad hace en las personas, cómo las despersonaliza hasta que no son capaces de saber ni quiénes son. Pero más se me ha encogido el alma al atravesar mi cabeza el pensamiento de que semejante bicha pudiera llegar a afectarme, e inmediatamente he pensado que quizá debería hacer un ejercicio de memoria y poner por escrito todo aquellos recuerdos que, hoy por hoy, guardo en mi memoria.

Título de la fotografía: Distorsiones.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Día 330/365


Anoche la velada se prolongó y, además de las chuletas, cayó algún que otro pacharán con hielo, así que  hoy me he levantado más tarde de lo normal.

Paso la mañana leyendo la prensa en internet; es más barato que comprar todos los periódicos y me permite contrastar distintos puntos de vista de una misma noticia para poder formarme una opinión al respecto. Observo que cada vez hay más artículos de opinión disfrazados de noticias en demasiados medios.

Por la tarde hemos ido a hacer alguna compra; a la salida del centro comercial damos un corto paseo por la Ciudad de las Artes y las Ciencias y aprovecho para tomar algunas instantáneas de entre las que elegir la foto para la entrada de hoy.

Por cierto, he comprado el libro El lenguaje fotográfico, de David duChemin, fotógrafo especializado en proyectos humanitarios y de fotografía internacional. Colaborador de la comunidad internacional de fotografía, sus libros siempre han recibido el aplauso de todo el mundo por su visión, pasión y profundidad. Así aparece definido en la solapa del libro. En cuanto termine de leerlo veremos si yo me encuentro entre dentro de ese "todo el mundo" que aplaude su obra.

De momento, apenas ojeado el libro, me he encontrado con esta frase: "... buena parte de lo que hace que una fotografía tenga o no éxito es la capacidad de comunicar una idea o un sentimiento".

Título de la fotografía: Escalera.

Día 329/365


Terminamos con la semana. Otra más. Y ya van 38. Pasan casi sin que me dé cuenta. No sé si esto es bueno o malo; a veces pienso que el tiempo se me escapa de las manos, que no lo aprovecho como debería.

Hoy, además, termina el verano. A partir de mañana nos acompañará el otoño, aunque la temperatura, el tiempo en general, no lo ponga de manifiesto. Esperamos las lluvias como agua de mayo, que suele decirse. Imagino que en cuanto uno de estos días haga su aparición el frío, como siempre sin avisar, las calles volverán a llenarse de las hojas caídas de los árboles del paseo que los barrenderos se afanarán, inútilmente, en barrer.

De momento vamos a disfrutar de lo que tenemos, y lo que tenemos, ahora mismo, son chuletas para la barbacoa. Jo, esto de comer muchas veces no parece una necesidad, sino un vicio ;-)

Buen fin de semana.

Título de la fotografía: Óxido.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Día 328/365


Algunos oficios que creía desaparecidos desde hace años siguen, para mi sorpresa, desarrollándose; quizá la situación que viven demasiadas personas ha contribuido a ello.

No hace muchos días me sorprendía escuchando en la calle el silbido de un afilador anunciando sus servicios, ofreciéndose a afilar cuchillos y tijeras.

Otro de estos oficios es el de limpiabotas, aunque es cierto que no es, en absoluto, nada frecuente encontrarse a alguien ocupado en este oficio, trabajo tan digno como otro cualquiera pero que siempre me ha provocado que se me encogiera el alma al ver a alguien trabajando en él. Estar a los pies de alguien limpiando y abrillantando sus zapatos siempre se me ha representado como una forma de servilismo, una forma de sometimiento.

Lo cierto es que, con la situación económica que nos está tocando vivir, oficios que parecían olvidados vuelven a recuperarse como, por ejemplo, otro relacionado con el calzado: el de zapatero. La necesidad de prolongar la vida de los zapatos, dado su precio y las estrecheces económicas que dificultan su compra, hace que se vuelva a requerir los servicios de un zapatero para cambiar medias suelas, tacones, plantillas y demás, con lo que estos profesionales han vuelto a tener trabajo como hacía tiempo no tenían.

Con seguridad veremos cómo otros oficios surgen del pasado conforme la necesidad vaya apremiando.

Título de la fotografía: ¿Limpio, Señor?

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Día 327/365


Alguna de las dietas que supuestamente hacen milagros en forma de pérdida de peso sin pasar hambre abogan por el consumo de proteína; dicen que sacian el hambre y no engordan en absoluto. Así recomiendan la ingesta de alimentos ricos en proteínas.

A mí me importa más bien poco que algunos alimentos engorden o no; lo realmente importante es que me resulten apetitosos, que me gusten, y no puedo negar que cocinados al vapor con limón y perejil están riquísimos.

Os invitaría, pero... ya no quedan.

Título de la fotografía: Lamelibranquios marinos.

martes, 18 de septiembre de 2012

Día 326/365



Pasito a pasito, andando sin prisa pero sin pausa, ya llegamos a la meta. Apenas 30 fotos me separan del objetivo de este blog, sólo treinta días más y podré dar por superado el reto que me fijé al iniciar esta andadura, este proyecto.

Lo que sí puedo agradecer, desde hace ya mucho tiempo, es el apoyo de cuantos me han estado siguiendo y animando a lo largo de este paseo, seguimiento que se ha traducido en algo que jamás hubiera podido imaginar: que este blog llegara a alcanzar 20.000 visitas.

Gracias a todos y cada uno de vosotros que lo habéis hecho posible, gracias por vuestros comentarios, por vuestras críticas, por vuestros toques de atención, por todo; estoy convencido que sin vosotros no hubiera llegado hasta este punto.

Un fuerte abrazo.

Título de la fotografía: Andando se hace camino.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Día 325/365


Una gaviota solitaria, separada de su colonia, reposa sobre una roca en medio del mar azul en actitud vigilante, con la mirada atenta y una expresión, si las aves son capaces de mostrar emociones, un tanto aviesa.

Entiéndase lo dicho como una representación alegórica de la realidad, de la actualidad.

Como dice el refrán: A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Título de la fotografía: La gaviota.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Día 324/365


Ya termina otro domingo más. Me he quedado sin la emoción que esperaba en la disputa de la carrera de Moto GP; Pedrosa, que había conseguido la pole position para la salida de la carrera de hoy, ha tenido que salir el último y sufrido una caída apenas iniciada la carrera después de que otro piloto le tocara por detrás. Dicen que eso también forma parte del deporte, que así son las carreras, y seguro que tienen razón, pero le quita cualquier tipo de emoción a la competición.

Hace un momento estaba viendo el programa Salvados, de Jordi Évole, que hoy ha entrevistado a Álvarez Cascos, ex-ministro de Aznar, y a Julio Anguita, ex-coordinador de Izquierda Unida; el programa de hoy lo ha titulado Ciudadano Klinex. Muy fuerte lo que uno tiene que oír de boca de los políticos.

Para terminarlo de arreglar han vuelto a emitir el programa en el que, después de una introducción sobre el importe de la deuda española, Jordi va a Grecia para ver, de primera mano, las consecuencias que el rescate económico ha tenido para la vida de los griegos. Sólo se me ocurre decir: Que Dios nos pille confesados.

Título de la fotografía: En mi casa no entrarás.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Día 323/365


Alguno de vosotros seguro recuerda la canción Una estrella en mi jardín que cantaba Mari Trini hace ya muchos años; otros no sabrán quien es Mari Trini ni habrán oído hablar de ella en su vida ni, por supuesto, la canción a la que me refiero, salvo que pinchen sobre el enlace que he puesto.

Pues hace ya años en mi jardín también se cayó una estrella; esa estrella me ha acompañado desde entonces y ha dirigido mis pasos cuando he estado perdido, me ha dado calor cuando he tenido frío, me ha reconfortado cuando he estado de bajón, me ha... demasiadas cosas para una sola entrada en el blog.

Ahora voy a agarrarla, adorarla y lanzarla no a su cielo, sino a llevármela a cenar esta noche. Así que sed buenos si podéis y sino podéis, pues sed malos, lo importante es que seáis felices.

Título de la fotografía: Estrella de mar.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Día 322/365


Llega un nuevo fin de semana después de una semana de trabajo; realmente ha sido bastante agotadora, aunque hay quien piensa que en mi empresa no se trabaja, de hecho esta mañana una señora me ha dicho que lo que teníamos que hacer era coger un azadón e irnos al campo a trabajar. Sí, es una posibilidad, como lo es también que ella intentara ser un poco más educada y tratar a la gente como lo que son, personas. Nunca he podido entender a esas personas que consideran que sólo es trabajo el físico, el que requiere hacer uso de los músculos, de la fuerza bruta.

Con los tópicos sucede lo mismo; cuando a alguien o a un determinado colectivo se le cuelga un sambenito no hay forma de deshacerse de él por mucho que se demuestre que no hace justicia a quienes califica o, más bien, descalifica. Se queda pegado a la chepa, se lleva a rastras cada día y es imposible separarse por un instante de él.

Título de la fotografía: Inseparables.

Día 321/365


El trabajo sigue absorbiéndome todas mis energías durante la mañana. No creía que se pudiera acumular tanto trabajo atrasado durante las vacaciones, así que me voy a tener que plantear renunciar a ellas ... ¡anda ya! ¡A buenas horas voy a renunciar a mis vacaciones!

Esta tarde pensaba en la tranquilidad que da saber que se tiene un lugar al que volver, un lugar tranquilo, a resguardo de tormentas, donde amarrarse y reposar, en el que te están esperando. Me sé afortunado.

Título de la fotografía: Noray.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

martes, 11 de septiembre de 2012

Día 319/365


Martes. Ya ha pasado otro día. Van cayendo con una rapidez asombrosa, casi sin darme cuenta. La mañana se me queda corta y no me da tiempo para hacer todo lo que querría.

Hoy he visto a un amigo de la infancia al que hacía muchísimo tiempo que no veía. Eramos uña y carne y hoy, hablando con él, a pesar del tono distendido, como si siguiéramos manteniendo el contacto, pensaba que no tenemos nada en común, que todos los años que han pasado nos han cambiado de tal modo que difícilmente podríamos consolidar una amistad como la que nos unía. No obstante, queda ahí un poso que me hace apreciarlo sinceramente y sentir una confianza que no comparto con otras personas con las que mantengo un mayor contacto, con las que me relaciono de forma habitual.

He estado leyendo, en distintos medios, artículos sobre la entrevista que ayer le hicieron a Rajoy en televisión. Creo que hubo varias entrevistas porque lo que cuentan unos en poco o nada se parece a lo que cuentan otros.

Seguro que este señor estará tratando de averiguar cuánto de lo que está leyendo se ajusta a la verdad y cuánto a los deseos, a la opinión, de quien ha escrito el artículo.

Título de la fotografía: De cerca, mejor sin gafas.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Día 318/365


Ya ha pasado el fin de semana, por mucho que me pese. Toca reintegrarse de nuevo a la rutina del despertador o, mejor dicho, a la dictadura del despertador.

La mañana ha pasado rápidamente. Ha contribuido sobremanera que el trabajo no me ha dado respiro. De vuelta a casa la comida de hoy nada tiene que ver con la de ayer; bueno, realmente sí tiene que ver, tanto que la ensalada y la pechuga a la plancha son un primer paso para intentar compensar los excesos cometidos este fin de semana pasado.

La tarde la he dedicado a poner al día el blog, a publicar las entradas que se habían quedado en el tintero por estar fuera de casa y a preparar la de hoy.

Título de la fotografía: Reflejos en el mar.


Día 317/365


Hoy volvemos a casa, pero antes nos queda disfrutar de una comida a la que nuestro anfitrión ha dedicado mucho tiempo en su cocina.

Salimos a la calle y, mientras tratamos de encontrar donde dejamos aparcado el coche ayer, veo un bote de cerveza abandonado sobre un banco, los restos de una charla nocturna, y decido que esa será la imagen para la entrada de hoy del blog; pienso que hoy tendré pocas posibilidades de hacer más fotos porque esta tarde nos esperan muchos kilómetros de aburrida autovía.

Después de la jornada cultural de ayer, hoy es día de compras en uno de los centros comerciales de Alcorcón (no digo cual porque no me pagan por hacer publicidad gratuita), donde compramos un par de botellas de vino para acompañar la que resulta ser una comida espectacular. Entre los variados platos destacan unos extraordinarios callos a la madrileña que exigen un "yo repito" y que me traen a la memoria comidas de tiempos ya muy lejanos que no podrán repetirse.

Llega el momento de la despedida. Besos, abrazos, agradecimientos, deseos de volvernos a ver pronto, una última mirada y un adiós con la mano ya desde el coche en marcha.

Cuatro horas y 430 Km después llegamos a casa. Ponemos punto final a un fin de semana que, seguro, no olvidaremos.

Título de la fotografía: La rubia abandonada.

(P.D.: Esta entrada corresponde al domingo 9 de septiembre de 2012).

Amigos que me siguen