sábado, 10 de diciembre de 2011

Día 43/365


Sábado, sabadete, hoy toca cursete...

Seguimos con el cursillo de Photoshop. Hoy hemos tenido que restaurar una foto que tenía bastantes años y daños considerables en forma de arañazos, puntos blancos, pérdida de color... Una clase entretenida y en la que he aprendido bastantes cosas, una de ellas a tener paciencia para ir arreglando la infinidad de puntos blancos que tenía la foto en cuestión.

Las conversaciones durante la pausa para el café han girado, un día más y como no podía ser de otro modo, sobre fotografía. Y la foto de hoy la protagoniza el propietario del bar donde vamos a tomarnos ese café, té, cortado, descafeinado, agua, la empanadilla, lo que sea para matar el hambre hasta la hora de comer.

Desde que empecé con este blog tengo en mente hacer fotos de distintos profesionales en su ambiente de trabajo. Creo que puede ser un tema interesante que, además, ofrece bastantes posibilidades. Así pues hoy he empezado justo por la profesión de barman, camarero, como quieras llamarlo, un trabajo no siempre grato, como otros muchos, en el que la gente que se dedica a él suele entregarse durante muchas horas, sobre todo si es un negocio familiar, y en el que sacrifican los días festivos que, normalmente, se convierten en los de más trabajo.

Pues hablando junto a la barra con algunos compañeros del cursillo se me ha ocurrido comentarle a este señor que un día deberíamos hacerle una foto y él, muy amable -como se supone que deben ser estos profesionales- me ha contestado que sin problemas, que cuando quisiera se la podía hacer. Así que dicho y hecho; mano derecha al bolsillo de la chaqueta y aparece, como por arte de magia, la cámara. Y así, sin pensarlo, tenemos hecha la foto.

Y pienso que el retrato le hace justicia.

Título de la fotografía: El barman.

P.D.: Gracias al modelo del que, he caído en la cuenta ahora, ni siquiera sé el nombre.

4 comentarios:

  1. Un proyecto muy bien pensado y muy equilibrado en todo su conjunto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una foto de esas que describen muchas cosas ademas de lo deja ver. Un lugar de trabajo, una actitud ante el publico, una decoración y un ambiente.
    Un tratamiento perfecto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La foto en sí es buena, pero me pregunto si enfocaste en manual o en automático.
    Te lo digo porque en automático el autofocus tiene tendencia a enfocar más el objeto más cercano, en este caso el dispensador de cerveza.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Buenísima la foto... el camarero... ese polo... ese bigote... si no fuera porque hay elementos modernos en el bar, se podría decir que esa foto es de los 60... muy buena.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen