domingo, 20 de noviembre de 2011

Día 23/365


20-N. Elecciones generales. Día de ejercer el derecho a votar que la Constitución nos reconoce. Dada la situación económica las elecciones de hoy marcarán nuestro devenir, si ello es posible, con mayor intensidad que cualquiera de las anteriores. No me gusta opinar de política, pero tampoco quiero dejar de repetir el comentario que una conocida me ha hecho esta misma mañana: Qué más da quien gane estas elecciones; al final quien nos va a gobernar va a ser Merkel.

Espero y deseo que esto no sea así, pero tiempo al tiempo.

Después de ejercer mi derecho a votar a primera hora, he salido sin rumbo fijo, al azar, a la caza y captura de  imágenes. Árboles con y sin hojas, flores, plantas, caracoles que aprovechaban las gotas de la lluvia caída estos días para pastar, postes de la luz recortados contra un cielo azul profundo con nubes blancas inmaculadas y, sobre todo y por encima de todo, gente.

Gente paseando, tomando el sol, con los niños en el parque infantil, en las atracciones del parque que han montado en el paseo, sacando a los perros a pasear, charlando en grupos, saliendo de los colegios electorales. Y, de repente, la imagen: dos jovencitas, prácticamente unas niñas, haciéndose confidencias frente a una pared llena de graffitis.

Pegadas una a la otra, las cabezas juntas contemplando algo, casi con toda seguridad el móvil de una de ellas,  quizá leyendo un sms que le ha enviado un amigo que la pretende, quizá una foto tomada justo anoche mientras salían. Sea como fuere, dos amigas compartiendo secretos, confidencias.

Título de la fotografía: Confidencias.

1 comentario:

Amigos que me siguen