martes, 1 de noviembre de 2011

Dia 4/365


Hoy es el Día de Todos los Santos, así que la visita al cementerio ha sido inevitable, con todo lo que ello conlleva: recuerdos, sorpresas al encontrar allí a quien todavía creías disfrutaba de la vida, etc.

Voy muy pocas veces al cementerio pero, sinceramente, creo que todavía voy demasiadas veces; siempre salgo de allí con un sentimiento de desasosiego que me agobia. Creo que mi abuelo tenía razón cuando dijo, después de que le llevaran para que pudiera ver la lápida que habían puesto en la tumba de su esposa, mi abuela a quien no conocí, que "Ahora ya la he visto y no tengo intención de volver otra vez hasta que me traigan, y entonces vendré porque no me podré negar".

A nuestros seres queridos los mantenemos vivos en nuestra memoria y para ello no es necesario ponerse delante de su tumba; nuestra memoria y los recuerdos que mantenemos en ella funcionan sin necesidad de ir al cementerio ni de llevarles flores, ni nada por el estilo.

Y, aunque hubiera podido elegir cualquier otro tema, no me he podido resistir la tentación y he optado por este tema para la fotografía de hoy.

Título de la fotografía: R.I.P.

Vaya todo esto en memoria de mi prima María Ángeles, que justo ha fallecido esta misma tarde. D.E.P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Amigos que me siguen