miércoles, 2 de noviembre de 2011

Día 5/365


Hoy ha sido un día complicado y he visto como se reducía el tiempo del que disponía para preparar la foto de hoy, lo que no ha sido obstáculo para que surgiera la primera anécdota de esta aventura recién iniciada.

He salido esta tarde, ya noche, a pasear a la perrita al tiempo que intentaba visualizar la foto que quería tomar cuando me he encontrado con este mural pintado en una casa medio en ruinas. Inmediatamente he sacado la cámara y tomado la foto de este ejemplo de arte, porque no de otro modo puede definirse esta pintura aunque algunos lo llaman graffiti, otros mamarrachos pintarrajeados y otros, simplemente, porquería (si es que vivir en democracia tiene estas ventajas).

Después de terminar con la sesión de fotos (el gorila que me estaba haciendo de modelo ya empezaba a estar un poco cansado y la perrita necesitaba terminar con sus necesidades), he vuelto a dejar al pobre animal en casa y, junto con mi mujer, hemos ido al supermercado a realizar unas compras. Al llegar allí he visualizado en la sección de frutas, verduras y hortalizas algunas posibles  fotografías con estas como motivos así que, sin pensarlo, he sacado la cámara del bolso y me he puesto a hacer fotos. He seguido por la sección de lácteos (ideas me han venido de sacar alguna foto de la "vía láctea)) y he llegado a la pescadería, donde me he puesto a fotografiar a unos bacalados. Y justo en ese momento se me acerca el encargado del comercio que me dice que está prohibido hacer fotos en el interior del supermercado, comentando que por razones de seguridad (y posiblemente también para evitar el espionaje comercial, pues hay que evitar que la competencia sepa a qué precio tenemos el jurel) no puedo hacer fotos.

Juro que no me lo podía creer; hasta qué punto hemos llegado que ya ni de berenjenas, boniatos, tomates y pimientos podemos hacer fotografías sin previamente pedirle permiso al encargado del supermercado.

En fin, que paso de hacerle publicidad al supermercado (porque alguna etiqueta se veía) y me inclino por mostraros la foto que ya has tenido la oportunidad de ver.

Su título: Arte urbano.

P.D.: También podría titularla "Urban Art", lo que quizá daría un cierto aire cosmopolita al blog, pero como soy más bien de pueblo, ...

4 comentarios:

  1. Son fotos artisticas, son solo fotos artisticas...jajaja, lo que me he reido.
    Me gusta la foto con el monstruo fumador, es...diferente y alegre al mismo tiempo, la verdad es que me gustan los grafitis:)

    ResponderEliminar
  2. Si es que lo das todo por la fotografía! Ya te imagino como reportero gráfico en zona de guerra bajo rafagas de tiros. Todo por conseguir la foto del dia para el proyecto. Jajaja

    Muy chulo el graffiti...y la foto del graffiti;-)

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que no llegaras a poner "Urban Art", me toca el nas en practicamente toda la publicidad frasecitas como "connecting people""Fuel for life""Two, One, Two" che...que no tenemos palabras nosotros????.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, los muros, persianas,... son auténticos marcos de obras pasajeras. Pasajeras, sí, porque tarde o temprano desaparecen. ...A no ser que las hayas fotografiado.

    A las tiendas no les gusta lo de las fotos. Yo ya tengo a algún que otro tendero mosqueado haciéndome preguntas de porqué hago fotos al escaparate. Lo entiendo, pero algunos son tan tentadores...

    PODI-.

    ResponderEliminar

Amigos que me siguen