sábado, 29 de octubre de 2011

Día 1/365


Hoy ha estado prácticamente todo el día lloviendo (para que luego digan que los meteorólogos no aciertan nunca) y, francamente, no me apetecía demasiado salir a la calle a hacer fotos pero no podía empezar este proyecto fallando ya el primer día, así que esta tarde me he animado a salir durante el breve espacio de tiempo en que ha dejado de llover.

Y salgo a la calle y me pregunto ¿Y ahora, a qué le hago yo una foto? He empezado a andar sin rumbo (pero pendiente de las nubes por si empezaba a llover de nuevo) y me he dedicado a tomar fotos de un parque infantil con todos los juegos vacíos por culpa de la lluvia; tienen un aire muy triste sin las risas, carreras y juegos de los niños que seguro los ocuparían de haber salido el sol.

Después he cambiado de punto de vista y he tomado varias fotos de la corteza de los árboles que había alrededor del parque; he visto charcos y, al observar como reflejaban los objetos que había a su alrededor, les he hecho también algunas fotos; por último, me he acercado hacia un parterre donde he visto los tocones de varios árboles cortados y algunas raíces de estos mismos árboles que sobresalían de la tierra mojada.

Y aquí ha sido donde más he disfrutado. Me gustan las raíces. He recordado las fotos que tomé hace ya tiempo de un árbol al que las intensas lluvias dejaron con las raíces al descubierto al arrastrar la tierra que las cubría.

Y esta es la foto con la que inicio este proyecto, "Raíces".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Amigos que me siguen