lunes, 31 de octubre de 2011

Día 3/365


Esta ha sido una tarde de compras; una de las actividades que menos me atraen si de lo que se trata es de entrar en una tienda tras otra y probarme ropa que sé, la mayoría de las veces, que no será de mi talla (cada vez son más pequeñas o yo más grande), que no me sentará como al modelo que la anuncia, que me hace parecer un payaso y que me hace sentir como un saco de patatas.

Pero al final siempre sucede que encuentro alguna cosa que me sienta bien, me hace sentir bien y que, además de adelgazarme (es sólo una ilusión), me rejuvenece (otra ilusión).

No todos tienen la suerte de parecer modelos.

Y ese es el objeto de la fotografía de hoy, una modelo sentada en un escaparate anunciando moda, o quizá no es una modelo.

Título de la fotografía: La modelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Amigos que me siguen